España-Italia, moneda al aire

Es costumbre echar mano de los antecedentes, aunque sean penales, para estudiar partidos como el que enfrentará España con Italia en las semifinales de la Eurocopa. En estas ocasiones resulta más fácil recurrir a los encuentros anteriores, sobre todo si fueron favorables, que animarse a pronosticar lo que va a ocurrir. En el fútbol lo fácil es pronosticar sobre el pasado y de ahí que en momentos cruciales se recurra a argumentos históricos para hacerse a la idea de que el bien es posible. España e Italia se han enfrentado en dos ocasiones eurocoperas y ambas han sido favorables a la Roja. Ello parece ser argumento para fomentar la idea de que a la tercera también ira la vencida.

Ocurrió en 2008, en Viena. Luis Aragonés había roto con ciertos hábitos, entre ellos el de mantener a jugadores cuya ausencia iba a ser muy discutida en los medios madrileños, Raúl, especialmente. Cambió el signo de los tiempos con jugadores a los que dio autoridad como al medio villarrealense, Marcos Sena, que se convirtió en el guardián de los pasillos de seguridad. Llegó el partido en cuartos e Iker Casillas tuvo que hacer maravillas para que los italianos no tomaran ventaja. Llegó el momento de la verdad, Casillas paró dos penaltis y Cesc Fábregas se vio en el compromiso que enfrentó a Oyarzábal y batió al portero transalpino.

La gloria de la selección española creció después del Mundial de Suráfrica y la segunda Eurocopa. En Kiev, con Del Bosque en el banquillo, la Roja goleó a Italia. Silva, elegante futbolista al que siempre cambiaba Del Bosque, Torres, Jordi Alba y Mata batieron a Italia. Fue julio de 2012 y pareció que después ya no cabrían más lauros para el fútbol español. Ahora en julio también, pero en Londres en Wembley se repite la confrontación y en ella los antecedentes inmediatos, los de la presente Eurocopa no benefician a más a España.

Conviene advertir que ambas selecciones han cambiado mucho con respecto a las que jugaron en los citados partidos. Mancini, entrenador italiano y Luis Enrique, seleccionador español, han introducido en sus equipos jóvenes jugadores que encajan perfectamente junto a los veteranos. Son dos conjuntos que lucharán por la final y por magnificar su estado actual. Italia lleva dieciséis partidos sin conocer la derrota. Es el antecedente inmediato del que España no puede presumir. Lo nuestro está en la hemeroteca.

Posdata. Toda la fase final a favor de Inglaterra. Juega en casa y con público inglés. Las normas sobre la pandemia no permitirán la llegada de miles de aficionados foráneos.