España no está entre las aspirantes

Era utopía que Alemania, por su derrota ante Francia, quedara descolgada del grupo de las favoritas. Contra Portugal, actual campeona, se reivindicó de manera convincente. Era natural que se considerara que Francia iba a vencer a Hungría y quedó en empate. Francia no se quedó atrás pese al resaltado porque posee tal vez la selección más admirable por el valor que en el mercado tiene la mayoría de sus jugadores. Faltaba Italia en el grupo de la posible orla y contra Gales tenía la obligación de merecer la opinión que de ella se tiene. Portugal tomó ventaja ante Alemania y el resultado final estuvo a punto de ser casi humillante. El 4-1 se maquilló con un segundo tanto.

España debía figurar entre las aspirantes aunque estuviera en un segundo plano. Lo que no es esperaba era que no se ganara ninguno de los dos primeros partidos. En el debú se echó en falta el gol. En el segundo hubo poco alimento en esta cuestión. Lo más importante ya no es la escasa fiabilidad que tiene frente a la portería contraria. En la selección ya se han comprobado variantes que no convencen a nadie. Luis Enrique no hizo la lista adecuada y con el campeonato en marcha las ausencias se han notado más. Laporte es buen futbolista pero era innecesario. Contra Lewandowski no estuvo lo acertado que se espera de un central que ha de luchar contra el mejor delantero adversario. Sigo pensando que fue error no llamar a Albiol, el más brillante central del pasado campeonato nacional. El equipo sigue adoleciendo de un auténtico lateral derecho, de un jugador moderno al estilo de Navas que corra la banda y llegue al final del terreno. En el banquillo continúa Azpilicueta campeón de Europa con el Chelsea y jugador que puede defender cualquiera de los cuatro puestos de la zaga. Como Nacho que se quedó en Madrid para que llamara a Eric García, ilustre suplente del City. Marcos Llorente no se acaba de encontrar en esa parcela aunque lo intenta.

Continúa faltando el centrocampista capaz de ordenar del juego y dar los tres pases de jugadas de gol. Se supone que Parejo estará disfrutando de sus bien ganadas vacaciones. No es ridículo mantener la teoría de que Aspas haría papel más útil que algunos de los ilustres suplentes que ha convocado. Tal vez el mayor error ante Polonia fueron los cambios. Con falta de gol retiró a Morata y Gerard Moreno.

La Eurocopa arrancó con varias selecciones consideradas casi imbatibles y entre ellas se han dado resaltados inesperados. Nada es fácil y menos cuando entre los contendientes hay escasas diferencias. España podría acabar primera, segunda o tercera porque en el fútbol de liguillas caben múltiples combinaciones. La eliminación sería un duro golpe. Y consecuentemente, la destitución de Luis Enrique.

Italia se dio el lujo de dejar en el banquillo contra Gales a Locatelli, Insigne, Inmobile, Spinazzola y Barella y su técnico, Mancini, dio incluso unos minutos al portero suplente. Italia pasa con tres victorias, nueve puntos y serias aspiraciones.