Morata y diez más

Luis Enrique no es partidario de que haya polémicas sobre sus alienaciones. Para romper la que se creó alrededor de Morata tras el partido de la selección contra Suecia, ante las preguntas sobre si el jugador iba a ser titular de nuevo, pese a los pitos que le dedicaron los espectadores de La Cartuja, fue rotundo sobre quienes iban a jugar el sábado frente a Polonia: Morata y diez más. Fue su modo de responder a cuantos opinaron que lo razonable ante Suecia habría sido contar con Gerard Moreno, el máximo goleador español. Su presencia por sólo quince minutos fue recibida con aplausos por el público.

El seleccionador, con esta afirmación, no sólo se mantuvo en sus trece, sino que con ello reforzó la moral del jugador. Para ganar partidos es preciso que los futbolistas crean en sí mismos y Morata tal vez podría acudir a la nueva prueba un tanto deprimido y preocupado porque lo que de nuevo se podía opinar de él. Un delantero sin goles necesita varios partidos para remontar, para recuperar el papel estelar que ha de desempeñar en la selección.

Luis Enrique tal vez habrá llegado a la conclusión de que Morata y Gerard Moreno no son incompatibles. Al actual equipo nacional le falta el argumento de David Villa, el máximo goleador de la historia de la selección, que era capaz de marcar cuando más necesaria era su aportación aunque la historia no lo colocó el lo alto del podio. En la Eurocopa y el Mundial, pese a su goles, la parte fundamental de las victorias, los tantos más celebrados fueron los conseguidos por Fernando Torres e Iniesta.

Gerard Moreno, que ha protagonizado una temporada espléndida estoy seguro de que lucirá más al lado de Morata. Son dos jugadores diferentes y mientras el madrileño es capaz de crear atención en los centrales y consecuentemente mantenerlos sin tregua, Gerard es más versátil, puede entrar en el área desde la banda derecha del ataque y su movilidad es distinta. Pero ambos se pueden favorecer con sus respectivas virtudes. Hará bien Luis Enrique si se convence de que con el dúo se puede atacar con más fiabilidad. Aquella historia del falso nueve quedó para las viejas crónicas.

Posdata. Suecia ganó a Eslovaquia lo que fue mal resultado para España. Aunque se venza a Polonia habrá empate a cuatro puntos. El primer puesto dependerá de la jornada final.