La muerte asomó en la Eurocopa

Nunca se había vivido un drama humano tan en directo como sucedió en Copenhague. Nunca un jugador cayó como fulminado y en el estadio repleto de espectadores cundió la alarma. Más aún. Hubo sensación de que  Eriksen había falleció de manera instantánea en el césped. El jugador, que acababa de participar en una jugada de ataque, se desplomó de manera tan alarmante que sus compañeros y jugadores de Finlandia llamaron con urgencia a los servicios médicos porque lo ocurrido tenía indicios dramáticos. Eriksen recordó a los espectadores españoles las muertes del sevillista Antonio Puertas y el españolista Dani Jarque. Dos hombres que perdieron la vida por sendos ataques de tipo cardiaco. El sevillista salió del campo caminando y pareció totalmente recuperado. En el vestuario sufrió nuevos desfallecimientos y en el hospital no pudieron salvarle de las nuevas recaídas. Dani Jarque falleció en el hotel cercano a Florencia en el que estaba el equipo en preparación de pretemporada.

La caída fulminante de Eriksen se vio con toda la magnitud fue anuncio estremecedor. Los equipos médicos de Dinamarca y Finlandia se afanaron en recuperarle. Durante casi diez minutos con maniobras con las que trataran y consiguieron que el corazón saliera de la parada los miles de espectadores del campo y los millones que lo vimos por televisión, sentimos la angustia tremenda de que penar que habíamos visto la muerte en directo.

Los jugadores daneses hicieron un círculo alrededor del caído para que los médicos trabajaran y las operaciones no las vieran los espectadores. Finalmente, cuando ya pudieron contar con él, le pusieron la consabida mascarilla para recibir oxígeno y fue trasladado a un hospital. El partido fue suspendido y desde el hospital llegaron las noticas alentadoras. Estaba despierto y estaba estabilizado e iba a ser sometido a nuevas pruebas.

Las muertes de jugadores juveniles aparecen en los medios con cierta frecuencia. El fallecimiento de un muchacho de la provincia de Castellón llevó al Villarreal a proveer de desfibriladores a los equipos de la comarca. El corazón es una de las exploraciones más minuciosas que se hacen en los clubes de fútbol. En los años sesenta un jugador del Hércules, Ramón, fichó por el Atlético de Madrid y la exploración detectó un problema grave y se desistió de ficharlo. Desde entonces los exámenes son cada vez más intensivos.

El partido, finalmente fue reanudado dado que los futbolistas recibieron noticias satisfactorias de su compañero. Finlandia es una de las dos selecciones debutantes de la Eurocopa. Dinamarca fue campeona en 1992, en circunstancias muy curiosas. Yugoslavia, por la guerra civil, fue descalificada por la UEFA y se optó por repescar a Dinamarca. Los jugadores de esta selección estaban de vacaciones. Fueron convocados en un aeropuerto los llevaron a Suecia y ganaron el torneo. A esta fase final faltó el más importante de los daneses: Michael Laudrup.