Ancelotti tuvo a Zidane de becario

Zinedine Zidane hizo el curso meritorio al lado de Carlo Ancelotti. El francés, convertido en becario, aprovechó las enseñanzas y no solo emuló al maestro sino que mejoró sus maneras. Ahora que Zidane se ha despedido casi a la francesa, es decir sin decir adiós a las fuerzas vivas del club, Raúl puede tener la oportunidad que tuvo él. Raúl, de quien se piensa que puede ser entrenador del primer equipo, podría vivir junto a Ancelotti los avatares de la elite, que no son siquiera comparables a los del Castilla. Con la recuperación del maestro italiano, Florentino Pérez aprovecharía la ocasión para seguir promoviendo el futuro ascenso de Raúl.

Florentino Pérez, que fue protector, amigo y excelente jefe de Zidane, se ha topado inesperadamente con una salida de pata de banco del francés, que ha dado las gracias entre dientes y ha aprovechado la oportunidad para justificar a su manera su salida de la entidad. Ha habido algunos colegas que han reparado en el hecho de que Zidane a disparado hacia varios frentes, pero en ningún momento ha tenido el buen gusto de tener un instante de autocrítica. Era lógico que se abstuviera en este sentido porque ello podría haber sido justificante para la despedida que se barruntaba tiempo atrás.

La despedida ha sido algo sorprendente porque ha colgado todo su enfado en una carta al diario “AS” lo que a muchos colegas, los que habitualmente cubren las informaciones del Madrid, ha sentado bastante mal. Ellos habrían preferido una explicación colectiva. Zidane, muy bien asesorado, ha publicado una carta en la que se ha distanciado de su lenguaje habitual. Es probable que su declaración la escribiera en francés, idioma en el que como es natural mejor se maneja, y un buen amigo la tradujera y pusiera en los renglones de la misma acento español. Particularidades idiomáticas que Zidane no parece que domine. Al menos en sus apariciones en conferencias de prensa no ha ofrecido verbo florido, el que se desprende de la misiva publicada.

Zidane se ha ido con entorchados nacionales e internacionales y le sustituye un técnico que también se lució en el puesto. El Madrid ha dado un golpe de mano fichando a Ancelotti porque la rapidez impide que Zidane se convierta en la obra obligada del teatro madridista.

Me ha sorprendido que en algunos medios se haya tomado a Florentino como culpable de no se sabe cuántas decisiones erróneas. Florentino, como todo presidente al que le gusta mandar, ha tenido deslices futbolísticos, pero como presidente, como gestor del club, ha tenido trayectoria muy importante. El Madrid no está en los primeros puestos del futbol mundial en lo económico y deportivo por pura casualidad. Florentino ha llevado al club con su política a lugares impensables. Por ejemplo: convertir el museo del club en uno de los lugares más visitados de Madrid. Y por ahí también entran dineros y prestigio internacional.

Posdata. Luis Enrique no ha confeccionado la mejor selección posible. Se la juega.