Koeman ha fallado en la Liga

Koeman

Ronald Koeman tiene a su favor el famoso gol que en Londres dio la Liga de Campeones al Barcelona. Cuenta con el afecto que en el Camp Nou siempre se siente por los holandeses y tenía la oportunidad de continuar en el puesto si finalmente, además de ganar la Copa obtenía la Liga. Perdida la competición que está en manos del Atlético, y en su defecto del Madrid, el entrenador barcelonista no tiene quien le escriba en el club. Koeman cuenta a su favor con el mérito del elevar a la titularidad a jugadores jóvenes como Pedri, que ha sido la gran figura, Mingueza que ha cubierto planes defensivos con cierta eficacia aunque también se haya anotado en contra un gol fundamental, Illaix que ha ocupado puestos tan importantes como el de suplir a Busquets y pese a sus ideas del comienzo de campaña, no ha desaprovechado las virtudes de un canterano como Riqui Puig y colocado a Araujo en el centro de la zaga con aspiraciones de futuro. El problema del Barça no es solo la renovación, el cambio de jugadores que no han mostrado las cualidades que se precisan en una casa tan exigente como la barcelonista, sino la confección del equipo del futuro inmediato que represente la imagen de los mejores años de la entidad. La plantilla actual necesita más salidas incluso que entradas.

La directiva que preside Joan Laporta ha anunciado la llegada de un crédito extraordinario de 500 millones euros de Goldman Sachs. Con este dinero, de entrada, hay posibles para convencer a Messi, aunque éste, además de exigir su gloriosa nómina, quiere a su lado jugadores que le ayuden a triunfar como lo hizo en las campañas anteriores.

En el club azulgrana hay conciencia de que la plantilla requiere transformación a fondo. La defensa es muy débil y la imagen de la misma, Piqué, ha perdido la fortaleza de antaño. Jordi Alba necesita un compañero que le permita descansar. Para el lateral derecho ha fichado al bético Emerson, aunque éste no es el Alves del momento. Busquets ya pierde en un partido más balones de los que se le escapaban antes en media temporada. Ya no es la pieza fundamental aunque sigue siendo un buen pivote. Delante, Messi necesita un delantero centro tipo Luis Suárez que le abra pasillos cerca del área. Ansu Fati ha sido la gran desgracia del año y Dembelé no parece ser muy del agrado de Koeman. En estas circunstancias Laporta necesita un entrenador que tenga mano firme como cuando llegó Guardiola y gente importante tuvo que salir del club.

Posdata. La temporada de compras no será como las anteriores a la pandemia. No se manejan las cifras de otros tiempos. La mayoría de los clubes están arruinados.

Sobre el autor de esta publicación