Partido a partido casi pierde la Liga

Existía la posibilidad de que hubiera un final con algunos corazones latiendo apresuradamente. Estaba previsto que hubiera emociones en la jornada en que se podía decidir el titulo y los descensos. No se contaba con que Alfred Hitckoch asistiera al Metropolitano y fuera exponiendo el guion de una película dramática. En el minuto 68, Nacho batió a Unai Simón y con ello el Madrid se ponía en disposición de ganar la Liga puesto que el Atlético estaba empatando con Osasuna en el Metropolitano. Siete minutos después partido a partido el Atlético estaba perdiendo la Liga porque había encajado un gol de Osasuna. Se estaba consumando la desproporcionada solución liguera protagonizada por un equipo que llegó a tener once puntos de ventaja y un parido por jugar. No cabía más angustia a quienes se vieron campeones hace un tiempo y tenían la confianza de que en casa contra Osasuna iban a mantener el liderato. Se acercaba el final se llegó el minuto 82, y surgió la esperanza con el empate marcado por Lodi. Faltaban dos minutos para el noventa reglamentario y el Atlético, al fin, encontraba en Suárez la solución. El gol del uruguayo, que se le había negado varias veces, llegó y con ello, su equipo mantenía el primer puesto y volvía a depender de sí mismo. Ahora, le queda ganar en Valladolid, equipo que se jugara la vida para no descender y el Madrid tendrá encuentro en casa con la moral muy alta.

El primer puesto no ha quedado resuelto. El segundo sí puesto que el Barça, es tercero, ha rematado la función derrotado en el Camp Nou por dos goles de Santi Mina que anularon el de Messi. También se mantiene en cuarta posición el Sevilla a pesar de que salió de Villarreal con una paliza (4-0) muy sensible. Tres goles de Bacca y otro del casi infalible Gerard Moreno invitaron a los sevillistas sentirse felices por el puesto alcanzado.

No quedó claro el descenso salvo en el caso del Eibar que ya no tiene remedio. Elche, Huesca y Valladolid aún tienen tarea para evitar la caída. El Getafe logró derrotar al Levante también muy a última hora. Hitckoch no pudo prever tantas incógnitas por despejar y tantas emociones para vivir. Han quedado en su lugar Real Sociedad, Betis y Villarreal y el próximo domingo viviremos para el título de Liga y la definición de los descensos.

Al descanso de la jornada Eibar. Eche y Valladolid descendían a Segunda. El Atlético conservaba el liderato aunque empataba en casa resultado que mantenía el Barça en el Camp Nou después de un gol de Messi y empate de Santi Mina y el Madrid mantenía su igualada en San Mamés. A los seis minutos de partido Guedes confirmaba la desgracia eibarresa, Isak había lo propio con el Valladolid y el Alavés anunciaba su salvación al ir venciendo al Granada.

La tarde se puso esplendida para la Real Sociedad que se asentaba en la quinta plaza, el Villarreal que ganaba al Sevilla se apuntaba a la sexta frente al Sevilla y lo más sobresaliente era la goleada que estaba recibiendo en Anoeta el Valladolid que no sabía cómo despertar de la pesadilla. En Vitoria, que han estado muy cerca de la caída, de la mano de Javi Calleja se estaban haciendo la ilusión de que la salvación era posible. No lo tenía tan fácil el Getafe que empataba en casa con el Levante aunque el punto le servía para tomar distancia con los tres de la caída. La segundas partes resolvieron algunas de las incógnitas pendientes y de ahí que en Getafe hubiera abrazos porque había salvación. Era lógico que en Mestalla el poco público asistente disfrutara con el mejor parido de la temporada con Guedes y Carlos Soler de líderes del grupo. El suspense aguantó hasta el minuto 88, en Cádiz donde el Elche marcó su tercer gol y con ello anunció guerra hasta el final. Aún quedan emociones que compartir. Y junto a los minutos en que hubo satisfacciones y lágrimas bien vale la pena recordar la serie maravillosa de algunos goles. Mereció la pena verlos uno tras otro,