El Atlético no cede

El campeonato de Liga con jornadas distribuidas en varios días proporciona clasificaciones que hacen creer en grandes vuelcos. Bastó la victoria del Barcelona en el Sánchez Pizjuán para que se comenzara a hablar de presiones al líder. Este, el Atlético, que aún goza de ventaja en el número de partidos disputados, se las tenía que ver con el Villarreal, que acababa de perder puesto europeo superado por el Betis. Para el lunes estaba señalado el encuentro del Real Madrid con lo que se supone, en caso de victoria, volveremos a toparnos con nuevas cifras en lo alto de la tabla. No es malo para la competición que el liderato esté todavía disputado pese a la real ventaja del Atlético, que en El Madrigal, aumentó la diferencia al sumar nueva victoria.

Ganó enteros el Barça al derrotar al Sevilla. Volvió a parecer equipo con aspiraciones porque derrotó a uno de los conjuntos más firmes de la Liga, el Sevilla, y mostró condición de equipo que todavía se puede plantear la posibilidad de optar al título. En la Ciudad Condal puestos a dar muestras de optimismo ha habido quien ha pronosticado que su equipo todavía puede ganar Liga, Copa y Liga de Campeones. Casi ná.

Ha bastado con que Messi haya recuperado presencia decisiva para que se haya llegado a considerar que la distancia con los colchoneros no es lo insalvable que se pensaba hace poco más de un mes. Koeman, que no ha podido contar con Ansu Fati está dando alas a la cantera y su última aportación, Ilaix, da la impresión de que puede ser jugador de gran futuro dado que ya da muestras de serenidad y posicionamiento en el centro del campo.

Y con tantas cábalas no conviene olvidar que el Madrid nunca desaparece de los pronósticos. Ha tenido una temporada plena de irregularidades y resultados inesperados y, pese a ello, no se ha alejado mucho del liderato y, salvo que vuelva a pifiar, tendremos una fase final del torneo con los tres examinándose en cada jornada.

No falló el Atlético y con ello mantendrá el liderato sin las angustias que se había pronosticado en las últimas apariciones. En Villarreal ganó con un gol en propia puerta de Pedraza, y poco afortunada actuación de Asenjo, y el segundo fue obra de Joao Félix, que aprovechó un despeje poco razonable de Pau Torres. El Villarreal rompió su racha de “mister empate”. Esta vez no sumó igualada. De su fútbol quedaron los buenos pases de Parejo y la actuación brillante de Samu Chukwueze.