El Atlético quiere reaccionar en Bucarest

Luis Suárez, el revulsivo goleador del Atlético de Madrid, lleva dos partidos sin marcar y consecuencia de ello ha sido la perdida de cinco puntos en dos partidos. Han bastado dos actuaciones a cero para que el equipo haya reducido la ventaja de puntos que tenía y que lo hacían muy favorito para ganar la Liga. La derrota frente al Levante en el Metropolitano con final estrambótico al dejar Oblak abandonada su portería por intentar el gol del empate en el saque de un córner, ha dejado tan mal sabor de boca que incluso aparecen dudas sobre el porvenir justo en vísperas de la eliminatoria de Liga de Campeones ante el Chelsea que se jugará en Bucarest.

La temporada futbolística actual es tan extraña que además de jugar partidos sin gente en las gradas, a causa de la pandemia, hay que disputar encuentros en terrenos neutrales, en campos de países donde el coronavirus se cree que es menos virulento. El Atlético se enfrenta al Chelsea en Bucarest lo que agudiza la anomalía de la presente temporada. Si los partidos de Liga, en general, parece que se juegan en campo neutral con la Liga de Campeones sucede algo parecido.

Bucarest era territorio al que antaño se podía acudir con notoria ilusión porque el adversario no parecía excesivamente peligroso. Jugar contra el Chelsea es muy diferente. Los ingleses son tremendamente competitivos y su fútbol tiene más de atacante que de conservador, característica que ha definido al Atlético en algunos partidos. Sobre todo, cuando Simeone ha querido amarrar un resultado. Contra el Chelsea no pueden caber minutos de descanso. Habrá que jugar al menos con el mismo ímpetu que suelen imprimir los conjuntos británicos en su propia competición.

El Atlético no acude a esta eliminatoria con el mejor de los ánimos. Los últimos resultados han puesto sobre el tapete los problemas que ha tenido últimamente en su juego. Al margen de las circunstancias morales, que no son las de los momentos de hace un mes, está padeciendo bajas por lesiones y la pandemia que han desmejorado al conjunto. Ha disminuido la fortaleza defensiva que tanto lo definía y únicamente ha ganado en el crecimiento de Llorente y la fortuna de Suárez en los momentos más necesarios. Simeone ha conseguido relanzar a Lemar y busca en Joao Félix el grado de imaginación que precisa el equipo para afrontar los duelos difíciles.

El Atlético necesita hallar en Bucarest nuevo impulso. La Liga de Campeones no ha traído este año las mejores noticias a los cuatro equipos españoles clasificados. Los colchoneros necesitan dar un paso adelante..

Posdata. El miércoles es fecha para el Madrid. El Atalanta se crece en Europa y el Madrid, por lesiones y enfermedades, está diezmado. Quizá las circunstancias ayuden a descubrir nuevas estrellas de la cantera.