En el Barça, las primarias de Cataluña

“El Barça es mes que un club” no es solamente un eslogan publicitario. Con el tiempo se ha convertido en santo y seña de la entidad. La autoría del mismo no está oficializada porque se atribuye a Narcís de Carreras, albacea testamentario de Cambó, expresidente de La Caixa y del club, así como a Nicolau Casaus, republicano de izquierdas, razón por la que fue injustamente condenado a muerte en uno de aquellos juicios de la inmediata posguerra, y posteriormente indultado, y que pasó a la historia del fútbol español como un gran caballero. Fue el hombre del consenso durante la presidencia de José Luis Núñez.

La vida de la entidad ha pasado por momentos en los que la dirección del mismo ha jugado a un moderado catalanismo. Comprometido siempre por los modos democráticos compaginó visitas al Pardo con logros como el de ser la primera entidad que lograra elecciones para la presidencia de la misma. Fue también el mejor propagandista de una huelga de tranvías, la primera en tiempos franquistas, porque sus miles de socios llegaron y partieron del Las Corts a pie para dar ejemplo.

En los últimos años, con el crecimiento del independentismo, la sociedad ha tenido que buscar salidas en las que no firmara compromisos políticos, pero tampoco renunciara a ellos. Cataluña anuncia dos grandes elecciones. La primera, la que designará al nuevo presidente barcelonista, el 11 de enero, es previa a la del Parlament, el 14 de febrero. Joan Laporta ha aportado varios miles de firmas más que sus oponentes. Su victoria se presume inevitable y ella deberá entenderse como síntoma de lo que podría suceder en febrero con todos los partidos políticos en la batalla.

Las elecciones del Barça van a ser las primarias. Laporta es claramente representante de una visión muy independentista del club. Ya se mostró con ese espíritu cuando participó en la lucha política. Su candidatura no puede engañar a nadie.

Posdata. La fusión de las candidaturas que han pasado el corte del número de firmas exigibles para ser candidato tampoco parece que impediría el triunfo de Laporta.