Barça-PSG, el gordo del morbo

No hubo bolas frías y calientes como se afirmaba anteaño. Dado que el sistema no existe vale decir que de haber existido mano negra al Barça le habría correspondido el peor adversario y el menos complicado, al Real Madrid. Y así sucedió a pesar de la mano inocente. El sorteo tuvo la ventaja de que nos proporcionó una eliminatoria llena de morbo. Al Barça de Messi le toca enfrentarse al PSG parisiense de Neymar, dos figuras que en teoría deberían estar juntas en el Camp Nou.

La eliminatoria no tiene visos de ser favorable a los barcelonistas. Además de Neymar el conjunto de París cuenta con Mbapee la otra gran estrella del fútbol continental. Hay en este combate un deseo de revancha por parte francesa y evidente necesidad moral barcelonista de demostrar que, pese a todos los pronunciamientos desfavorables del momento, es capaz de levantarse de nuevo y recuperar parte de la imagen perdida. Aunque ver para creer.

Inmediatamente después de conocerse los emparejamientos de los equipos españoles fue fácil pronosticar recorrido favorable para el Madrid y grandes incógnitas para el Barça. Fue sencillo recordar que el Atlético ya derrotó una vez al Chelsea y se puso en la balanza al cincuenta por ciento el Borussia de Dormund-Sevilla. Todas las opiniones que se hacen a bote pronto están condicionadas por el estado actual de los equipos. Los partidos no volverán a las canchas hasta febrero y de aquí allá los cambios en los conjuntos pueden ser importantes. Pasaron los cuatro y únicamente el Madrid fue cabeza de serie porque fue primero en su ronda. Es el único que podrá disputar el partido de vuelta en casa, lo contrario que los otros tres a quienes corresponderá jugar el primer partido en casa.

Pasaron los cuatro de Liga de Campeones y también lo hicieron los tres de la Liga Europa. En las eliminatorias ya no pintan de manera muy optimista lo que han deparado los sorteos. El Villarreal, también cabeza de serie, se las tiene que ver con el Salzburgo. La música de guitarra del compositor villarrealense Francisco Tárrega contra la excelencia de Mozart. Al submarino amarillo hay que concederle, al menos, el cincuenta por ciento de posibilidades. No es la misma proporción la de la Real Sociedad con el Manchester United y al Granada le ha tocado lo peor con el Nápoles. El pleno de la primera fase parece hoy vana ilusión. Pero los siete lucharán por responder a las exigencias de torneos europeos de tanta trascendencia deportiva y económica. El bombo sacó el gordo con el Barça-PSG.

Posdata. La racha de lesiones musculares no cesa. Tres meses sin jugar, una Liga acabada contrarreloj y otra comenzada sin pretemporada trae estas consecuencias. Los cinco cambios son un alivio.