Koeman deja a Messi en casa

Lionel Messi y Frankie De Jong no han viajado a Kiev para el partido de Liga de Campeones, Koeman ha anunciado las dos bajas con el argumento de que ambos necesitan descanso porque han sido los que más minutos han disputado hasta la fecha. La ausencia del holandés es la coartada del entrenador para que no se anime la polémica sobre el argentino. Éste, en el Metropolitano, exhibió actitud poco entusiasta. No fue el jugador decisivo que el Barça necesitaba para seguir manteniendo línea ascendente en la clasificación. Sobre Messi han surgido ya numerosas dudas. La negativa del club ha dejarle marchar cuando pidió por burofax su salida se entiende que no le he dejado buen espíritu. La obligada marcha de su íntimo Luis Suárez ha acrecentado su malhumor. Messi, según todos los indicios, no está a gusto y lo peor es que tampoco se siente feliz jugando como ha hecho siempre. El presidente Bartomeu dimitió y varios de los aspirantes a la presidencia anuncian su deseo de que el jugador continúe en el club. Pero ello no basta.

A Messi han comenzado a surgirle seguidores que no comulgan con sus últimas actuaciones en las que incluso ha perdido su capacidad goleadora. Tal y como se están desarrollando los acontecimientos Messi no optará este año al Balón de Oro y dada la carestía d goles que padece tampoco a la Bota de Oro. Se está rompiendo el dulce encanto del jugador y los títulos azulgrana. En el Barça no puede sorprender que un futbolista con su historial caiga en desgracia como ocurrió con anteriores ídolos. Verbigracia: Kubala.

En el Barça, no creo que suceda algo similar con Messi, pero se han vivido historias en las que el genio ha sido ninguneado. Lo hicieron también con José Samitier y a éste le volvieron a dar importancia cuando el general Franco, en audiencia al club en El Pardo, al mirar a los directivos preguntó por Samitier, que no figuraba en el grupo. El club volvió a pedir otra audiencia y en ella el presidente Agustín Montal incluyó a Samitier.

El Barça juega en Kiev sin dos de sus mejores hombres. Lleva tres victorias en tres encuentros y tiene asegurado el pase a la siguiente ronda. En tales condiciones dar descanso parece razonable. Pero estamos hablando de Messi y es otra historia.

Posdata. La ventana de nuevos fichajes está a la vista. Se avecinan salidas para aligerar nóminas y fichajes de bajo coste para cubrir bajas.