La polémica, en la portería

La selección española tenía el problema mediático cuando se ponía en tela de juicio a De Gea. Éste no gustaba a muchos periodistas y había apoyo por Kepa. Ahora, ninguno de los dos parece gozar del favor del público con lo que ha entrado en juego Unai Simón, a quien se ha bendecido por proceder del Athletic Club, entidad de la que han salido ilustres guardametas de la selección. Unai Simón ha debutado y ha dejado en el banquillo a dos de los que se presumía que gozarían de la titularidad. Luis Enrique dijo al referirse a De Gea, cuando estaba muy discutido, que era su portero y lo seguiría siendo. Se ha dado la nefasta circunstancia de que los dos cancerberos emigrados a Inglaterra han vivido la peor de sus temporadas. Sus irregularidades dieron en pensar que no podían mantener el puesto en la Roja. Inesperado ha sido el debú de Unai Simón, quien no ha sido el guardameta que haya dado sensación de seguridad.

Vista la actuación del debutante es imposible salir de la polémica. Tiene a su favor la juventud como sigue siendo uno de los valores de Kepa. A Unai se le ha visto casi un peligro dentro de su área por su modo de sacar el balón. En varias ocasiones dio la sensación de que iba a perder la pelota. Cierto que en su actuación se le puede sumar una buena parada, pero la salida de pata de banco que hizo ante Suiza es para pensar si su inexperiencia internacional le invalida para jugar hoy contra Alemania.

España necesita ganar para obtener el primer puesto del grupo y con ello pasar con cierta importancia a la fase siguiente. Tengo la impresión de que el problema fundamental no estará en la portería pese a la temida inconsistencia de Unai. Personalmente me agradaría bendecir su presencia en la selección después de haber presenciado y escrito varios centenares de crónicas (desde abril de 1963, España,2; Escocia, 6) dedicadas al equipo, desde el tiempo en que llamarle la Roja haría sido delito. Cualquiera que sea su actuación en Sevilla habrá que concederle el beneficio de la duda. Independientemente de los datos que le impregnan de dudas, por el bien general, si Luis Enrique no cambia de criterio, me gustaría que recordara a antecesores suyos, entre otros, Blasco, Carmelo, Deusto y naturalmente, Iribar.

La gran incógnita de hoy no está en la meta. Quizá Luis Enrique nos vuelva a dar muestra de sus propias dudas. Seguimos sin saber si tiene clara cuál ha de ser la alineación más eficaz.

Posdata. Sergio Ramos tiene prensa. Ya tiene favor mediático para su renovación por el Madrid. En Francia desmienten que guste al PSG. Parece nueva versión de aquél fichaje por un club chino. Florentino aguantará como el portero suizo para detenerle el penalti de la prolongación. Del contrato. Habrá acuerdo.