Ucrania, otra prueba del 9

La selección española de fútbol está en formación. Luis Enrique está manejando una serie de nombres jóvenes de los que cabe esperar futuro alentador, pero conviene hacerse a la idea d que no hay bloque que pueda equipararse a los que ganaron copas de Europa y un mundial. Desgraciadamente, no se ha producido el relevo que mantenga el espíritu ganador y el buen juego que manifestó en tiempos pasados. Recuérdese que ni siquiera en el Mundial de Brasil de la mano de del Bosque fue posible mantener posición de equipo aspirante. De Brasil se volvió con sensación de derrota en la que se anunciaban tiempos de soledad.

Estamos en el arranque de nueva época. Si se examina la lista de convocados, probablemente se puede llegar a la conclusión de que se puede discutir por la presencia de cuatro seguros porque el resto es variable. Hay pocos nombres que respondan a la firmeza que se desea. En la vuelta de Luis Enrique hemos vivido a impulsos. Se manda en la clasificación para la nueva Liga Europa, pero no hay sentimiento de confianza en el conjunto. Tal vez los momentos que han causado más impacto, y consecuentemente cierta esperanza, han sido las apariciones de Ansu Fati y Adama Traoré y a ambos les queda tramo importante para consolidarse y sobre todo, lograr la experiencia necesaria para que sus actuaciones no sean relampagueos. La selección precisa luz menos deslumbrante y si más permanente.

La Roja carece de dos puestos importantes. Del de mando en el centro del campo en el que cabe la posibilidad de que lo desempeñe Thiago y el de delantero centro capacitado para atraer a los centrales contrarios, abrir huecos para sus compañeros y poseer remate finalizador.

Contra Ucrania aguarda nueva prueba que en este caso va a ser de nuevo ocasión para otro estudio del 9, momento que pilla en mayor inconveniente por la lesión de Gerard Moreno, que apuntaba a ser de la partida. Para Luis Enrique queda otra cuestión sobre la que frecuentemente se debate. Hay cierta desconfianza con De Gea a pesar de que contra Suiza tuvo un par de intervenciones importantes.

Posdata. El virus FIFA y UEFA ha empezado a dejar secuelas, lesiones que cargan en el debe de la Liga.