Nueva alineación, mejor sistema

Lo importante no son los sistemas sino los hombres. Bastó con que Luis Enrique variara la alineación con respecto a la que empató con Alemania para que viéramos otro juego. Por supuesto, mucho mejor. La parte derecha que naufragó con Carvajal y Navas por delante, ni se pareció a la que esta vez sólo contó con el sevillista Navas, que está en mejor forma. En la parte izquierda no estuvo el goleador Gayá, pero su sustituto, Reguilón, es de características más o menos similares. El villarrealense, Pau Torres, jugó todo el partido con lo que el seleccionador da la impresión de que tiene gran fe en él.

En el centro del campo dejó a Busquets en el banquillo y alineó a Rodri, que ha de ser su sucesor natural. Mantuvo a Thiago que ejerce como jefe de maniobras en el centro. Esta vez contó desde el comienzo con el realista Merino y dio la impresión de que se manejaba más la zona central. La notica táctica estuvo en el hecho de que Ansu Fati acabó siendo delantero centro con lo que de nuevo volvemos al falso nueve.

España tardó dos minutos en conseguir que a Ansu Fati le hicieran penalti y ello supusiera el primer gol del partido. Luis Enrique apostó desde el principio por el barcelonista, el jovencito que ha sido el segundo más joven de la historia, tras Ángel Zubieta, y ha logrado ser el más juvenil en lograr un gol, marca que ostentaba el vasco Errazquin desde hace un siglo.

El partido fue un monólogo de la Roja. Tanto que el primer disparo que llegó a De Gea fue en el minuto, 41. La posesión de la pelota sirvió para buscar más rapidez en los avances con envíos largos especialmente para Ansu Fati, que llevó al juego la alegría juvenil de quien practica el fútbol siempre con la sonrisa como imagen. El equipo se dio cuenta de que el chaval le tomaba la medida a su defensa cada vez que llevaba el balón y hubo insistencia en mandárselo para que mareara el defensa que no tenía recursos suficientes para evitar sus llegadas al área. Sergio Ramos marcó de penalti y luego hizo un tanto de cabeza en jugada ensayada con pase alto de Dani Olmo.

Luis Enrique contó con dos veteranos, Navas y Sergio Ramos, pero se ha lanzado a la reforma de la selección y su idea está en camino. Así dio entrada a Eric García por Sergio Ramos, a Óscar Rodríguez por Rodri y a Ferrán Torres por Gerard Moreno. La aparición del valenciano no pudo ser más espectacular porque colocado en la banda izquierda, que no es su manera natural, aprovechó un rechace y, a bote pronto, logró el cuarto gol.
En el minuto noventa, Reguilón tuvo que salir del campo lesionado en un tobillo. Fue la noticia triste de una buena victoria que no ha de deslumbrar porque el equipo está en formación.