Ayer, Sevilla, hoy, Madrid

El Sevilla ha dado un golpe de mano al derrotar a la Roma. El equipo sevillano es a la Liga Europa, lo que el Madrid a la de Campeones. Los sevillistas, que se afincaron en la competición continental con tres títulos, han vuelto con fuerza y dispuestos a mostrar condición de favoritos. Ganar a los romanistas no era tarea sencilla y lo ha logrado con dos goles de Es-Nesry y Reguilón, el de éste en jugada personal extraordinaria, que no han sido la únicas acciones importantes y definitorias del dominio ejercido durante la mayor parte del encuentro. Dos tantos han sido poca renta de acuerdo con las jugadas en que se ha podido cantar nueva diana. Banega, que ha vuelto a ser jugador base en el encuentro, ha estrellado un disparo en libre directo en el larguero.

En la capital italiana Roma y Lazio se disputan los afectos de los aficionados. Roma luce los colores propios de la ciudad y el Lazio todavía recuerda sus antecedentes históricos. El Lazio fue el equipo potenciado y favorecido por el Conde Ciano, yerno de Mussolini y de ahí que aún se le eche en cara su historial.

Los romanistas se han topado con uno de los grandes aciertos de Monchi, secretario general técnico que es capaz de modelar cada año una plantilla capacitada para grandes logros. Monchi también pasó por la Roma y ayer aun había algunos jugadores en el equipo que él captó. En la ciudad italiana no le dejaron trabajar como en Sevilla y de ahí los aciertos en los fichajes que se traducen siempre en hechos futbolísticos destacados y en operaciones financieras rentables porque compra barato y vende caro.

Lopetegui tuvo un comienzo en que se llegó a dudar de su capacidad. Pesaron en su contra el paso por la selección, con final tan poco afortunado, y su estancia en el Bernabéu donde no logró triunfar. En el Sánchez Pizjuán los hados les están siendo favorables y no es arriesgado afirmar que el conjunto estará entre los más firmes aspirantes al triunfo final en la Liga Europa.

El Sevilla ha abierto el camino de los presumibles éxitos españoles. La derrota del Getafe ha quedado superada por el Sevilla y hoy se aguarda la gran reacción del Madrid en el estadio de City. A los madridistas les aguarda partido en que están obligados a la remontada, lo que no es en este caso nada fácil. En favor de los madridistas está la tradición, la de hacerse más grandes en este torneo. El Madrid entra en la Liga de Campeones con el sentimiento de que la historia le aúpa, pero es el dinamismo del conjunto, la fe con que cada uno de sus miembros busca la victoria lo que acaba conduciéndole al éxito final.

Posdata. Zidane ha dicho que ha sido Bale quien se ha apartado del equipo. Se aguarda la respuesta del club.