Nuevos contagios acosan al fútbol

Era casi milagro que se reanudaran las ligas de fútbol y la noticia diaria no fuera los casos de contagios por coranovirus. El problema surgido con el Fuenlabrada ha sido el detonante de un problema que se está agrandando porque ya han aparecido otros positivos en clubes como Madrid, Sevilla, Almería y Zaragoza. El caso del equipo madrileño de Segunda División, que aspiraba disputar los partidos de ascenso a Primera, empieza a ser cuestión puramente reglamentaria dado que se estudian las repercusiones que ello va a tener.

Con el Fuenlabrada se ha seguido dando opiniones contradictorias y ni siquiera el propio club ha sido capaz de justificar plenamente su comportamiento. Viajar a Coruña sin el médico ya es dato que ha tenido que ser estudiado en profundidad. Los avisos de los contagiados que no se dieron debidamente y los posteriores análisis hechos a los jugadores confinados en un hotel coruñés, han llenado de sospechas y cuestiones puramente reglamentarias que van de la concesión de triunfo al Deportivo, por incomparecencia del Fuenlabrada, al deseo de que la Segunda se dispute en la próxima temporada con veinticuatro clubes. Ya hay tantas especulaciones que cualquier decisión que tomen las autoridades federativas en esta cuestión será muy discutida. El hecho es tal novedad que nunca se ha tenido que aplicar la normativa de los comités federativos.

Pero si el caso Fuenlabrada ha sido problema que no será resuelto inmediatamente, porque habrá reclamaciones y recursos antes los comités que dirigen el fútbol y el deporte en general, es grave lo que empieza a ser más problemático todavía.

El Real Madrid ha reaccionado rápidamente y dando cuenta del positivo de Mariano a las instancias correspondientes en tiempo y forma. El equipo ha de viajar a Inglaterra para disputar Liga de Campeones y aunque ha encontrado facilidades para no pasar la cuarentena en Manchester el antecedente no es buena noticia. El Madrid no dejará la mínima duda sobre el estado de salud de sus futbolistas. Estará por encima de todos los estados de guardia que dictamina la UEFA.

No está exento de preocupación el Sevilla que está inmerso en la disputa de Liga Europa y tendrá que asegurar que no juegue nadie sobre el que exista sospecha de ningún tipo.

En la competición española cuando lo del Fuenlabrada aun no esta resuelto y por tanto queda por conceder al Elche derecho a jugar los partidos de ascenso a Primera nos topamos con que dos de los cuatro participantes ese torneo, Almería y Zaragoza están en la lista negra de los contagios.

Hubo mucha prisa por no dejar las competiciones a medio acabar y puede afirmarse que ha habido fortuna porque solamente ahora cuando han surgido los, rebrotes en toda España, nos hemos dado de bruces con la aparición de nuevos casos futbolísticos. Lo que viene ahora es el modo de dictar sentencias sin que en el fútbol nacional no haya una rebelión de los que se van a sentir marginados y perjudicados.