Osasuna adelantó el título al Madrid

Antiguamente, a jornadas como la de ayer se denominaba la tarde de los transistores. La gente estaba en su campo y seguía cuanto acontecía en los lugres que afectaban a su club. Los transistores sirvieron para que lo jugadores suplentes del Real Madrid que estaban en la grada supieran que era campeones de Liga porque pese al momentáneo empate con el Villarreal en Valdebebas, en el Camp Nou, Arnáiz  jugador de la cantera barcelonista había batido a Ter Stegen. El Madrid magnificó su liderato cuando Benzema batió a Asenjo. Messi hizo el esfuerzo con un gol, pero Oasasuna se despidió con un segundo. El Madrid batió por segunda vez a Asenjo en jugada de penalti muy discutida y cielos y tierra le sonreían. En los minutos finales el Villarreal, en remate de cabeza de Iborra marcó un gol y estuvo a punto de empatar antes de que llegara el tercero madridista, que acababa acorralado. No hubiera importado que el Submarino lograra la igualdad, que la tuvo en tres de sus jugadores porque Osasuna había vuelto a marcar y puesto en ridículo al Barça. El campeonato ya estaba decidido.

Los transistores fueron transmitiendo noticias mediante las cuales solamente aclaraban el descenso del Mallorca y el esfuerzo de Leganés que en Bilbao ganaba y se aferraba a la batalla final. El Celta se topó con un 0-2 con el Levante y antes del descanso consiguió el empate. Volvió a marcar el Levante y el nuevo empate, con Nolito de protagonista, fue anulado. El Celta sigue asomado al precipicio. Leganés y Celta se jugarán la tercera plaza del descenso. El Alavés que ganó en Heliópolis confirmó plaza de Primera.

El Getafe que aspiraba a ganar Liga Europa cayó en casa con el Atlético de Madrid y ello no ensombreció al Villarreal, que pese a la derrota ya está clasificado. Acaba en casa contra el Éibar, equipo que venció en Valladolid y no tiene nada que discutir. El Athletic Club que también estaba metido en la pelea por plaza europea falló en San Mamés y le viene el puesto a desmano. La Real Sociedad que igualmente está en la orla de los aspirantes a Liga Europa no pasó del empate con el Sevilla, equipo que no tiene nada que sufrir por la plaza de la elite continental. El Valencia, que no ha tirado la toalla en esta película, venció al Espanyol, pero sin convencer al personal.

Para la jornada final aún quedan historias por rematar. El titulo y los cuatro lugares principales no tienen discusión y abajo Espanyol y Mallorca ya tienen billete de Segunda. Afortunadamente la Liga de la Pandemia ha logrado mantener emociones hasta el final.