Dos goles de exhibición

El partido Madrid-Mallorca tuvo sensaciones que no conviene olvidar. El conjunto balear, de acuerdo con el fútbol que practica, desmiente rotundamente su situación en la tabla. Juega mucho mejor de lo que los puntos desmienten. En los tantos madridistas hubo dos situaciones para aplaudir. El de Vinicius, que abrió el contador, fue la constatación de que el brasileño va a cada día a más y sin duda, merecerá más plácemes a medida que vaya manteniendo titularidad en el conjunto. No debe seguir siendo futbolista de quita y pon. El segundo tanto fue exhibición de Sergio Ramos. Es un defensa central singular. Nunca jugadores de su posición han poseído tanta calidad para convertir un tiro libre en un gol propio de jugadores con el diez en la espalda.

Ya tenemos otro partido para la polémica arbitral. Después de los goles anulados al Valencia y Real Sociedad, y el concedido a Benzema, anoche cuando el Mallorca estaba dando sensación de equipo que no salía vencido al terreno madridista hubo otra jugada para discutir. Un contragolpe mallorquinista la paró en el centro de campo Carvajal. Este tipo de faltas se suelen sancionar incluso con tarjeta. No se pitó ni falta y en consiguiente ataque Vinicius que ya había dado sensaciones de jugador en plena explosión marcó un tanto de auténtico artista. El gol no hizo retroceder al Mallorca que mostró más cualidades que las que se pueden adjudicar a conjunto con un pie en Segunda.

Hasta el tanto de Vinicius, Benzema y Bale habían administrado dos remates que obligaron a Reina a parar lo que en la mayoría de las ocasiones es gol. También Baba obligó a Courtois a estirarse para evitar un disparo que llevaba características de diana. La alineación de Hazard y, Bale con Benzema y Vinicius fue síntoma de que Zidane no tenía dudas sobre cómo debía jugar su equipo; sin restricciones mentales. Al ataque desde el primer minuto.  Ante el equipo más goleado de la Liga era importante poner a funcionar el marcador porque al final del campeonato las goleadas pueden tener importancia.

No hubo apabullamiento como se podía pronosticar antes de que comenzara el juego. El Madrid con el partido resuelto hizo cambios en los que manejar la pelota con Isco y Asensio, pero sin tener tanto poder de penetración. Con todo, para el líder la sesión acabó siendo casi placentera.

La Real Sociedad fue equipo animador de la Liga hasta el parón. Ha salido de la pandemia perdiendo peso en la clasificación. Estaba entre los cuatro aspirantes elegidos para Liga de Campeones y ahora está fuera de Liga Europa. En dos semanas ha cambiado el panorama de manera sustancial, Derrotado ante el Real Madrid, por el gol del inmenso hombro de Benzema, tenía que luchar por no perder más posiciones y ha caído frente al Celta. Los vigueses, que llegaron a tener billete para el descenso, en dos partidos se han reivindicado y apostado por la permanencia. La goleada al Alavés (6-0) le ha dado moral suficiente para encarar el resto de la temporada con otro ideal. Ganar en Anoeta le ha permitido salir de las angustias. Fue de penalti, bastante discutible, como Aspas batió a Remiro.

El Alavés regresó de Vigo vencido y en casa ha sido humillado. Osasuna con gol de Lato, un defensa, ha tomado más ventajas con respecto a los lugares en los que se jugarán hasta el final los graves apuros. Osasuna ha firmado ya una temporada más que meritoria. Y se ha confirmado en momentos en que la pérdida de Chimy Ávila, su mejor delantero, había dejado al equipo sin pegada. En Vitoria tienen que comenzar a pensar en los porqués del viaje del equipo hacia zona poco recomendable.