El liderato ya es del Madrid

A la mitad del partido de Anoeta, el Real Madrid empataba con la Real y con ello no había recuperado el liderato que tenía a mano tras el empate del Barcelona en Sevilla. Lo tuvo que conseguir en la segunda parte. Antes de que el conjunto madrileño se convirtiera en nuevo líder el partido no tenía grandes momentos y por parte madridista solo había que anotar un remate de Benzema y otro de Vinicius que resolvió Remiro. El brasileño fue el estilete por el que se debía abrir el marcador. Le hicieron penalti y Sergio Ramos lo convirtió en gol. La Real atacó más que lo había hecho y logró el empate, pero el tanto de Januzaj fue anulado por posición antirreglamentaria de Merino, que no intervino en la jugada.

La polémica surgió cuando Benzema logró la segunda diana. Teniendo en cuenta lo meticulosos que son los árbitros del VAR y son capaces de distinguir un fuera de juego por milímetros ahora convendría que explicaran que milímetros son del hombro y cuántos del brazo. Se dio validez a la jugada de Benzema y este caso debería aclararlo un traumatólogo.

El gol de Merino en uno de los achuches realistas puso incertidumbre para los últimos minutos. Con la baja de Sergio Ramos por lesión, sustituido por Militao, los delanteros realistas tuvieron alguna ventaja más para buscar otro gol. Pero la suerte estaba echada y el Madrid ya no podía perder el liderato porque sabía defenderse acertadamente. Para los minutos finales Zidane requirió a Modric y Asensio para intentar mantener más la pelota y cortar las posesiones blanquiazules.

Zidane dio la sorpresa cuando anunció la alineación y colocó en el once a James. Todo el peligro madridista nació en la banda izquierda con Vinicius que le tomaba la medida a Gorosabel. La Real buscaba las contras con Portu e Isak, pero todo cuanto intentaba se frustraba tanto por la eficacia de la zaga madridista como por la torpeza de sus atacantes. Courtois no tuvo que hacer ninguna parada meritoria. Le acosaron poco. Con los cambios Imanol dio más empuje a sus equipo, mas ello no bastó para lograr su objetivo. La Real con esta derrota pierde pie en los puestos de Liga de Campeones.

El Valencia podrá ponerle titulo a esta temporada. Sin duda con la anulaciones de goles de manera tan ajustada por el VAR tendrá que pensar que la liga es de los milímetros. Tal es lal diferencia con la que se perciben las situaciones antirreglamentarias de los goles de Rodrigo. Justamente éste parece castigado por las cámaras. Rodrigo se reivindico ante el Var con el segundo gol que consiguió. El primero fue anulado gracias a la meticulosidad de quienes examinan con lupa sus dianas. Lo más llamativo no fue que su primera diana fuera anulada sino que la conseguida por Guedes también tuvo que pasar por el tamiz de los “varistas”.

Guedes fue estrella deslumbrante en Mestalla y una lesión lo apartó del equipo. Sus reapariciones no habían sido esperanzadoras. Pesa en su contra que ha sido el fichaje más caro de la historia del club firmada por Peter Lim y sus socio Jorge Mendes. Contra Osasuna reapareció como jugador determinante. Su gol fue de auténtica exhibición. Logró burlar a cuatro defensores y hábilmente envió el balón a la red. En su eslalon hacia la portería sufrió alguna falta de la que se repuso y siguió. Una vez el balón en la portería osasunista el señor Medié Jiménez, que no tiene suerte con el Valencia, requirió la opinión del VAR y tras el debido examen no tuvo más remedio que aceptar la validez del tanto. Hubo respiro en el Mestalla de los televisores. Guedes marcó un gol y participó en el otro. La mejor noticia para su equipo. La peor, su decaimiento en la segunda parte en que fue superior Osasuna.

De madrugada pereció Rubí entrenador del Betis. Diez derrotas seguidas han sido la consecuencia del despido. Lo ficharon para tres años y no ha cumplido uno. El Betis, que perdió en Bilbao, para mayor desgracia falló un penalti. Canales, jugador de gran clase, marró. La decisión inmediata de la directiva, que ya venía estudiando días atrás, fue la sentencia final para el míster.

Hubo noticia en Balaídos donde el Celta, equipo moribundo hacia unos días, hizo la goleada del año. El Alavés que está flojeando hacia el final del torneo recibió una paliza inesperada. El Celta, con sus mejores hombres lanzados contra la portería alavesista, recobró los ánimos que parecían perdidos y con goleada tan apabullante vuelve a hacerse ilusión de que no hay nada perdido definitivamente.