El Levante sorprende al Sevilla

Hasta el minuto 87, el Sevilla, que ganaba 0-1 al Levante en el campo neutral de La Nucía, llevaba siete puntos de ventaja a Atlético y Getafe en la clasificación para los puestos europeos lo que quiere decir que se estaba separando de sus perseguidores. El Valencia estaba ya a diez. Los sevillistas, que en el partido de reanudación, en el derbi contra el Betis ya habían sumado tres puntos, estaban pintado un panorama con muchas luces. El empate, que debieron considerar gran frustración, redujo la ventaja y ello les obligará a seguir luchando por la plaza de Liga de Campeones. La pérdida de dos puntos en La Nucía podría ocurrir que fueran necesarios para la suma final. Paco López, entrenador levantinista, aprovechando la norma de los cinco cambios, echó mano de cuatro que fueron fundamentales para que su equipo lograra el empate. Entraron Miramón, Bardhi, Hernani y Sergio León y el juego cambió radicalmente.

El Sevilla, que había tenido tras el tanto marcado por De Jong mando en el juego, se encontró con que el cuadro azulgrana no se daba por vencido y de igual manera que obtuvo la igualada en Mestalla cuando el partido ya estaba en los últimos suspiros, una de las varias jugadas por la banda derecha permitió a Miramón un centro que el guardameta sevillista no retuvo y el balón rebotó en el defensa Diego Carlos y llegó el empate.

Este gol de infortunio, que compensó las varias oportunidades que tuvo el Levante con sus repetidas llegadas al área contraria, selló el encuentro. Los seis minutos de prolongación que permitió el árbitro no sirvieron para que los sevillistas recuperaran el mando. El equipo valenciano en lugar de darse por satisfecho con la igualada aún trató de buscar otro tanto que llegó a tenerlo cerca porque el Sevilla se aculó y se topó con inseguridades en el área. La defensa del punto dio más ardores a los azulgrana y más nervios a los sevillistas.

Munir disparó al larguero en los minutos en que su equipo llegaba con peligro a la portería de Aitor Fernández. Y hubo instantes en que pareció que acabaría imponiéndose la presumible superior calidad sevillista y ello permitió a Lopetegui cambios en la alineación. La norma de las cinco sustituciones no está claro que beneficien solo a los más grandes por aquello de que poseen plantilla más amplia y con mayores posibilidades para variar incluso el sistema de juego. Para los modestos como el Levante dar relevos también permite mejorar la intensidad cuando es más necesaria. Y así fue como sucedió en La Nucía. La Liga de jornadas empalmadas quizá nos aporte miradas más amplias de las que teníamos antes de la pandemia.