El deporte mundial, solidario con Floyd

Casius Clay, campeón olímpico de boxeo en Roma, 1960, comprobó que era simplemente un negro cuando regresó a su país. Su reacción fue lanzar al río la medalla de oro que había ganado. Después se convirtió en Muhamad Alí. Este gesto del gran campeón de boxeo pasó casi inadvertido porque fue en solitario, sin cámaras de televisión. Los asesinatos de Luther King y Malcom X si tuvieron repercusión mediática aunque la mayor expresión televisiva de la protesta de los negros fue en los Juegos Olímpicos de 1968 en México. Tommie Smith y John Carlos, subidos en el podio después de haber sido primero y tercero en la final de los 200 metros, levantaron un brazo y exhibieron puños enguantados de negro como protesta y reivindicación. No fueron los únicos porque también subieron al podio los ganadores de los 400 metros, pero estos no tuvieron tanta repercusión como Smith y Carlos. La imagen de los dos sigue siendo muestra inconfundible y recordada constantemente, En los Juegos hubo otro tipo de protestas como subir al podio sin zapatillas con calcetines negros y, contrariamente a lo que esperaban los dirigentes estadounidenses, en la Villa Olímpica hubo solidaridad de muchos deportistas.

En el olimpismo fue notorio el hecho de que Suráfrica que practicaba el “apartheid” no era admitida en las competiciones internacionales. Incluso hubo protestas de dirigentes africanos en Munich-72 y Montral-76 que pidieron la eliminación de selecciones que hubieran competido en cualquier deporte con Suráfrica. Hubo excepción en tenis y de ahí que España se eliminara en 1967, con este país en Johanesburgo.

Hoy está sucediendo algo parecido en lo que se refiere a la respuesta de los deportistas del mundo. El asesinato de un negro, George Floyd, que clamaba que se estaba asfixiando hasta que finalmente murió con la rodilla del policía blanco en su cuello, está teniendo respuesta. Ya ha habido varios futbolistas que se han arrodillado simulando el modo en que fue muerto Floyd y la reacción mundial está creciendo. No hay disciplina en la que no hayan salido a los medios a condenar el hecho. Los hay de todas las nacionalidades incluidos los españoles aunque en algún caso como Riki Rubio y los hermanos Gasol tengan contratos con entidades estadounidenses.

La protesta de los deportistas no es la que protagonizan miles de estadounidenses cada día en todo el país, pero su repercusión será trascendental para la sociedad que lucha por los derechos civiles. La lista de grandes personalidades deportivas se agranda cada minuto. En estos casos la solidaridad no tiene límites.

Posdata. Las obras del Bernabéu siguen su ritmo y el Madrid ya ha solicitado jugar sus partidos a puerta cerrada en el estadio Di Stéfano de Valdebebas. Los jugadores no extrañaran el césped. Es en el que se entrenan.