Las lesiones, la gran incógnita

Es inevitable que exista cierta ilusión por la reanudación del campeonato de Liga. Es razonable que, pese a jugar sin público, los aficionados se hagan la cuenta de que vivirán emociones dado que está casi todo por aclarar. No hay campeón, no están definidos los cuatros puestos de Liga de Campeones, falta por acoplar los puestos para la Liga Europa y queda todavía en el aire el drama del descenso. Resta gran parte de lo que se cuece en la parte final del campeonato, Se precisa obtener la seguridad sanitaria que se pide y cabe la posibilidad de que tengamos algunos sustos por el descubrimiento de casos de contagio entre futbolistas. Y habrá que estar alerta en lo tocante a las lesiones que se supone que serán muchas más que las deseadas a estas alturas de la competición.

El doctor Enrique Gastaldi ha anunciado que la participación de los futbolistas en esta fase final es probable que tenga más dificultades físicas de las deseadas. Dice el doctor que los jugadores tardarán dos días en hacerse a la idea de que se tienen que dedicar en cuerpo y alma al juego, pero estarán más preparados mental que físicamente.

Los datos del comienzo de la Bundesliga no han sido realmente satisfactorios puesto que en la primera jornada ya hubo ocho lesionados. El propio doctor Gastaldi manifiesta, que para los jugadores el parón puede haber sido muy perjudicial ya que a las semanas finales se llega en magnifica forma física y después de los meses en que solamente ha habido ejercicios caseros es muy probable que muscularmente se padezca lo que no suele ocurrir en campañas normales.

Los pronósticos sobre este tipo de cuestiones no aventuran nada esperanzador. La lesión del central del Villarreal, Funes Mori ha llamado la atención porque su problema no es un músculo sino un tendón. Quienes se lesionan ahora quizá no puedan volver a jugar hasta la próxima temporada. Para los encuentros que queda por disputar no se habrán recuperado.

Los entrenamientos de esta semana en que participarán conjuntamente todos los miembros de la plantilla, probablemente, nos darán síntomas del devenir físico de los futbolistas. La norma de las cinco sustituciones con las que se pretende aliviar las largas ausencias y el calor acabarán siendo obligadas porque no todos mantendrán el ritmo de partidos con puntos importantes en juego. Hay alegría por la vuelta e incógnitas por resolver.

Posdata. Se habla de fichajes en todas partes. Cañizares desea uno concreto para el Valencia: nuevo propietario de la entidad.