La fiesta sin fútbol no decae

Si alguien creía que con el parón de la Liga el fútbol iba a pasar a segundo plano estaba equivocado. No hay goles, no hay puntos en juego, ni lucha por el liderazgo y, sin embargo, la fiesta no decae. No hay paz en las entidades más sobresalientes de fútbol español y no hay claridad en las decisiones de los clubes. El Barça ha conseguido que la nómina disminuya en un setenta por ciento y al tiempo trata de recuperar a Neymar y conseguir a Lautaro para que Suárez no sea imprescindible. Ello vale cientos de millones de euros.

En el Madrid ha habido más calma con la historia de los salarios, pero finalmente parece que ya hay acuerdo para una rebaja que va del 35 al 56 por ciento. Un pastón dados los contratos de los futbolistas de la primera plantilla. En el Bernabéu hay calma entre bastidores porque Florentino Pérez prefiere actuar sin dar tres cuartos al pregonero como hace su colega barcelonista. Éste, Josep María Bartomeu, no para. Al tiempo que trata de llevar ilusiones de grandes fichajes a los socios, consigue que su directiva sea cambiante. Han sido varios los vicepresidente que se han ido o ha destituido y de nuevo ha habido dos cambios importantes. La consecuencia de la inestabilidad en la mesa de los dirigentes está consiguiendo que la oposición vaya alumbrando nombres. Sigue en la retaguardia Joan Laporta y ahora ha aparecido Emili Rousaud, que ya presenta su candidatura.

A estas alturas de la función con tantas rebajas salariales hay una cuestión que todavía no está aclarada. Cuando se llega a un acuerdo para el tanto por ciento con que se beneficia el club, ¿se establecen porcentajes diferentes de acuerdo con las fichas de los futbolistas? Sería injusto y muy discutible éticamente que se aplicara idéntica rebaja, porcentualmente se entiende, a Messi que a Semedo o Sergi Roberto. La pregunta vale también para el Real Madrid en el que hay grandes diferencias entre Hazard y Lucas Vázquez o Sergio Ramos y el polivalente Nacho. Estas comparaciones, que inevitablemente han de ser odiosas, valen para todos los clubes tanto de Primera como de Segunda porque el abanico de salarios tiene de todo menos sentido solidario.

Posdata.  Miguel Jones ex jugador del Atlético de Madrid ha fallecido. Es la cuarta víctima tras Peiró, Capón y Antic. Jones, extremo derecha, jugó en un equipo excepcional y una delantera con Adelardo, Mendoza, Peiró y Collar.