Tebas también discute con la AFE

Javier Tebas es el jefe de la patronal futbolística. David Aganzo, el presidente del sindicato de futbolistas (AFE). De Tebas no se puede esperar una decisión que no sea conservadora. De Aganzo hay que suponer que su política se ha de centrar en las defensa de los profesionales. Tebas ha pedido a los clubes que instauren los ERTE para defender su economía. El dirigente sindical, como es natural, se cierra en banda cuando intuye que son muchas las entidades que pueden pasar los meses del parón de las competiciones sin recurrir a tal artimaña. Cuenta con el apoyo de los capitanes de Primera y Segunda. Hay varios presidentes a quienes no les gusta la solución de Tebas. Hay varios que prefieren los acuerdos con sus plantillas antes que recurrir al sistema que en teoría les mancha la imagen.

El Barcelona ha dado la cara al enfrentarse a los futbolistas con quienes ha acordado una rebaja salarial del setenta por ciento. El Real Madrid tiene en caja dinero suficiente para soportar los meses sin competición. Antes que un ERTE, Florentino Pérez está pensando en una maniobra que restaure sus números sin necesidad de dar tres cuartos al pregonero como ha hecho el Barça. En el Bernabéu apuestan por reducir el importe total sobre la base de reducción del número de profesionales con grandes sueldos. Ello pasa por traspasar a varios jugadores, a aquellos a quienes el club califica de peso muerto.

En la lista de jugadores problemáticos y parte de lo que sería la mejora de la cuenta de resultados hay nombres como Bale; Él solito cuesta 30 millones de euros al año, y entre los que pueden asegurar la operación están James, Odriozola y Mariano. Se trata en la operación rebajas de prescindir de aquellos futbolistas que el entrenador entienda que son prescindibles.

Hará bien Aganzo en resistir las añagazas de Tebas porque en algunas entidades, al tiempo que se habla de aligerar la carga, se pretende lograr grandes fichajes para la próxima campaña. Las secretarías técnicas están trabajando para conseguir las piezas más apetecibles con que componer la nueva maquinaria. Y ello está en marcha justamente cuando se quiere contar con la generosidad de los futbolistas actuales. Es importante, pongamos por caso, que Sergi Roberto y Piqué den ejemplo, pero por debajo, el presidente, que quiso poner colorados a sus jugadores, anda todavía enredando para conseguir el contrato de Neymar que vale por media plantilla actual. Aganzo debe cantar la letra de Carlos Toro: “Resistiré·.

Posdata. Casillas ha propuesto una fórmula para acabar la Liga y ello le ha valido reprimenda de Tebas quien se supone que iba a ser su valedor en las elecciones a la Federación.