La Liga aplazada sine die

La Federación Española de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional, dos entidades residentes en Madrid, pero poco amigas, han acordado suspender el campeonato nacional sine die. A la Liga le costaba aceptar el problema que plantea la pandemia de coronavirus, pero finalmente se ha rendido a la evidencia y ha aceptado que la posibilidad de reanudar la Liga se producirá cuando el Gobierno lo permita. Es decir, cuando la pandemia haya sido superada.

Los días sin fútbol solo traen malas noticias a costa de personalidades del mismo que han fallecido o están en grave situación clínica por el coronavirus. Ayer fue Lorenzo Sanz expresidente del Real Madrid y hoy está en grave peligro el también expresidente madridista, Fernando Martín (empresa Martinsa). Por ironías del destino, Martín está ingresado en la clínica Puerta de Hierro de Majadahonda que construyó Florentino Pérez, quien recientemente vendió el 80 por ciento de su propiedad. Fernando Martín no fue afortunado en la dirección madridista. Pasó casi sin dejar huella como también ocupó el sillón presidencial del Bernabéu el naviero valenciano Vicente Boluda. Sanz, Martin y Boluda antecedieron a Florentino. Éste ocupó el sillón del palco en dos ocasiones y ello permitió la presencia de Martín y Boluda. Éste, por cierto, es de familia levantinista, pero solamente su madre mostró públicamente las preferencias familiares a las que Vicente renunció.

En los obituarios deportivos hay que incluir a Benito Joanet, que fue jugador entre otros clubes del Espanyol, y triunfó como entrenador cuando logró el ascenso del Castellón, que ya había conocido la categoría, y el del Tenerife, en su primera ocasión. En ambas entidades fue recordado ayer. Otro entrenador que ha caído con el virus es Máximo Hernández que dirigió al Rayo Vallecano.

El coronavirus ha llevado a los hospitales a varios deportistas. Los hay de varias disciplinas y en Madrid sobresale la sonrisa de Alfonso Reyes, que ha tenido la humorada de pedir pijamas 3XL para no parecer Cantinflas. Alfonso del que siempre recuerdo aquellos días en que salía en defensa de su hermano Felipe, menor en edad, cuando a éste le amenazaba o empujaba algún contrario. Era el tiempo que ambos lucían la camiseta de Estudiantes en el Magariños. Alfonso preside actualmente la Asociación de Baloncestistas Profesionales y, afortunadamente, todo parece indicar que su situación clínica no es preocupante. Era firme bajo el aro y se le supone vitalidad suficiente para salir de la amenaza.

Posdata. El poeta latino Aulo Persio Flaco dijo: “Qui resistit vincit”. Carlos Toro, poeta en el deporte escribió la letra de la canción “Resistiré”. Se trata de que todos resistamos.