El Villarreal da el golpe con Alcácer

Rodrigo fue uno de los objetivos del Atlético de Madrid el verano pasado. El jugador llegó a viajar a Madrid, pero la operación no fraguó. Rodrigo ha sido la gran esperanza del Barça para sustituir al lesionado Luis Suárez y el contrato no ha sido suscrito. El club barcelonés en este caso ha hecho el ridículo porque las conversaciones han sido realmente sorprendentes. Una entidad que suele disparar con pólvora de rey ha sido incapaz de hallar los dineros precisos para contratar al internacional valencianista. Las pretensiones de Bartomeu y demás compañeros de viaje era conseguir que el Valencia se pusiera de rodillas y firmara un contrato de venta que solo podría haber aceptado de hallarse en las diez de últimas. En esta ocasión el dueño de la entidad valenciana se ha mantenido en sus trece y no ha permitido un traspaso que, al tiempo que infructuoso económicamente, era casi humillante. En Valencia hay quienes han considerado que lo que pretendía el Barça era reírse del Valencia. Por ello la victoria en Liga se ha celebrado mucho más.

El golpe, el bombazo lo ha dado el Villarreal. Fernando Roig que ha vendido a Ekambi a Francia estaba pendiente de Paco Alcácer. Éste podía haber llegado a Mestalla si Rodrigo hubiera sido vendido. Al fallar la operación, el Villarreal, que estaba al acecho, con 23 millones de euros, el fichaje más caro de su historia, consiguió la llegada del valenciano y goleador de la selección nacional.

El fichaje de Alcácer es imagen de club que aunque considerado pequeño sabe ser grande cuando la ocasión se presenta. Ya lo hizo con fichajes tan espectaculares como los de Riquelme, Palermo y Forlán, Godin y Kaká por citar unos casos. Roig llevó con su política de grandes y fructíferos fichajes a que su equipo llegara a semifinales de Liga de Campeones y consiguiera el subcampeonato de Liga. Recuperar a Alcácer para el fútbol español es un éxito. Seguramente, lo será si mantiene en La Roja su carácter tan práctico. Sus apariciones ante el marco contrario han sido siempre muy satisfactorias. Luis Enrique, seguramente, no tendrá dudas respecto a su selección en cuento dispute cuatro partidos de Liga y muestre las virtudes que lo hicieron jugador de élite.

Posdata. Fernando Roig es uno de los cinco empresarios más importantes del mundo en la fabricación de azulejos. En el fútbol también da sopas con honda a algunos.