El Valencia acepta el trágala Federativo

La Supercopa de España la disputaban, desde que se comenzó a programar, el campeón de Liga y el campeón de Copa. En la presente temporada correspondía a Barcelona y Valencia jugarse el titulo. La Federación como organizadora se llevaba una parte del pastel y los contendientes la otra. Esta vez la Federación ha cambiado la fórmula habitual para que la jueguen los dos que tienen todo derecho y dos que no pintan nada en esta cuestión. La Federación ha pactado con Arabia Saudí un torneo entre cuatro con los dos campeones más Real Madrid y Atlético que no tienen nada que ver con los títulos en cuestión. El Atlético ni siquiera ha sido subcampeón. Luis Rubiales, presidente federativo, se ha inventado un sistema para hacer caja y en ella ha tenido la desfachatez de distribuir los dineros de un modo absolutamente injusto. Ha decidido que cobren más dos de los que no tenían derecho alguno a participar en la Supercopa: Real Madrid y Atlético.

El Valencia, que no está dirigido por gente con carácter, ha tragado porque después del anuncio en el que le daban la migajas cree que consiguió una acuerdo mediante el cual se le mejoraría el dinero ofrecido en principio. No ha habido tal y pese a ello el Valencia ha tragado. Con el Barça o al Madrid tal desfachatez no lo podrían haber cometido. La Federación ha hecho una distribución mediante la cual se ha ajustado a unos valores que nada tienen que ver con lo que se ha de dilucidar. Evidentemente Madrid y Atlético tienen más historial y al menos en el caso del Madrid, más tirón publicitario, pero en la Supercopa no se juegan antecedentes históricos, ni seguimiento en las televisiones. En este caso lo que se ha disputado siempre has sido un titulo al que solo han tenido acceso los dos campeones de la temporada.

El Valencia, campeón de Copa percibirá 800.000 euros por participar y 1,7 del reparto en el que al Madrid, que no tenía cartas en la partida, le compensan con 6,5 millones de euros. La decisión federativa es tan perversa que si en el Valencia hubiera habido un presidente valenciano en lugar de tenerlo en Singapur habría puesto pies en pared y no habría participado. El trágala es de los que hacen época.

Posdata. La Federación ha conseguido como gran avance la promesa de que las mujeres saudíes puedan acudir al estadio a presenciar los partidos.