En Cornellá-El Prat, carbón para el Barça

Los cuatro equipos que están clasificados para los octavos de final de Liga de Campeones y que esta semana se van a Arabia Saudí para jugar la Recopa de España, torneo que la Federación  por hacer caja les ha birlado el torneo a Barcelona y Valencia, campeones de Liga y Copa, como estaba programado, tenían la obligación de hacer los deberes de manera ilusionante antes de desplazarse a la tierra de los petrodólares. Los hizo el Madrid que ganó en Getafe mostrando la superioridad que se le supone, volvió a estropear la jornada el Barça con un empate en el campo del Espanyol y Valencia y Atlético ganaron sus partidos sin mostrar calidad diferenciadora entre sus adversarios Eibar y Levante respectivamente.

El equipo barcelonés se ha especializado esta campaña en remontar el resultado y cuando lo tiene de cara lo empata. El actual Barça no ofrece las garantías de años anteriores. Y cuando Messi no resuelve el partido, como ocurrió en Cornellá-El Prat, la victoria se escapa. Y además, en los últimos instantes por no saber defender adecuadamente. Cierto que acabó con diez hombres por expulsión de De Jong, pero la ineficacia defensiva ha sido palmaria en más de una ocasión. Tiene atrás pies de barro. Y no se puede culpar al guardameta, Neto, que sustituyó al lesionado Ter Stegen.

El Madrid parece despertar de vez en cuando,  aunque también tras un buen arranque acaba mostrando debilidades impensadas. Ahora se defiende con Courtois que está siendo muy rentable. El Atlético ofrece las mismas garantías en la portería con Oblak. Da la impresión de que los mejores conjuntos no solo se disputan las marchas goleadoras, sino también las actuaciones sobresalientes de sus guardametas.

La vuelta a la Liga tampoco le sentó nada bien al Sevilla que tuvo que contentarse con empatar en Nervión con el Athletic. La clasificación, muy apretada en la parte alta del campeonato, se está poniendo interesante.

Posdata. El Villarreal ganó en Anoeta con sólo dos extranjeros y seis jugadores de la cantera. Un ejemplo.