A Zidane le gustan Guardiola y el VAR

Hay madridistas que comienzan a considerar que Zinedine Zidane es un verso suelto. Todo porque ha tenido la osadía de decir que Pep Guardiola es el mejor entrenador del mundo. En una campaña en la que el Madrid va de Herodes a Pilatos proclamar un pensamiento tan heterodoxo no le favorece. Por tal afirmación puede recibir más aplausos de la gente del Camp Nou que de la del Bernabéu. En la rivalidad entere Madrid y Barça por lo visto no caben lindezas. Aquí se tiene que ir a la guerra en todo instante. Hasta contra el VAR.

Tal frase, que se da por supuesto que es pensamiento y no una salida circunstancial, no tendría recorrido si no fuera porque el equipo ha perdido el coliderato y se ha descolgado dos puntos de un equipo al que superó en el partido que disputaron entre semana. Mereció más premio el Madrid y curiosamente se habló menos el buen juego que desarrolló, del modo en que superó al adversario, que del VAR. El Barça que fue perjudicado unos días antes en Anoeta y ello le llevó a poner pies en pared, se vio favorecido en su casa lo que condujo al madridismo, incluso al oficial, a protestar por la desfavorable circunstancia.

Las protestas de los dos grandes siempre tienen eco y lugar en periódicos, emisoras de radio y cadenas de televisión. Las desgracias del resto de los mortales apenas cuentan con dos líneas y un rápido comentario. Lo ocurrido en el Camp Nou ha servido para denostar el sistema VAR que no es perfecto, pero que en líneas generales ha proporcionado más justicia que lo contrario. Es razonable que Zidane también esté a favor del sistema a pesar de que en su casa están que trinan por lo padecido. El VAR evita notorios errores que sin su contribución pasarían a la historia o lo que es lo mismo a puntos en la clasificación. El VAR sirve, por ejemplo, para que el despeje del portero del Valencia en Valladolid se convirtiera en gol y no en una parada magistral. Los problemas del Madrid no son los de los arbitrajes. Zidane lo sabe y por ello no se agarra a este recurso. Lo de Guardiola, a lo mejor es salida de pata da banco.

Posdata. La Navidad no va a ser tregua. Hay locos por el mercado y habrá carreras por hallar refuerzos.