Clasificado el Valencia y eliminado el Ajax

El Ajax comenzó el partido contra el Valencia líder del grupo y lo acabó eliminado de la competición. Ganó el Valencia e hizo lo propio el Chelsea al Lille y con ello el equipo holandés se quedó fuera. El equipo valenciano jugó todo el segundo tiempo defendiendose. Lo hizo con brillantez porque no permitió demasiados apuros para su guardameta. Éste, sin embargo, fue uno de los mejores del encuentro y en alguna ocasión se pudo decir que había salvado a su equipo con un par de paradas de las que todo huele a gol. El club de Mestalla se ha vuelto a clasificar para los octavos de final. No lo hacía desde hace siete años.

Los minutos finales del encuentro fueron angustiosos para los valencianistas porque el Ajax, que no tenía otro camino, se lanzó al ataque, pero se topó con un equipo que supo recular y marcar la línea de su área con firmeza. Fue, sin embargo, inevitable que los holandeses, forzados por el resultado adverso pusieron todo su empuje. Gameiro se lesionó y tuvo que ser suplido por Vallejo. Gabriel Paulista también padeció un golpe que pareció que lo invalidaba. Pese a ello siguió valientemente en el campo y por una reacción absurda fue expulsado a falta de dos minutos..

El Valencia tardó menos de dos minutos para crear una ocasión de gol que Rodrigo no pudo concretar. Tardó solamente veinticuatro para lograr el primer tanto de la noche. El Ajax no encontró su primera oportunidad hasta el minuto 37. Hasta entonces, Jaume había estado casi de mirón. La primera parte acabó con dos momentos de gran emotividad porque Gayá salvó el tanto cuando el balón iba hacia la meta sin que Jaume pudiera intervenir y minuto después Rodrigo tuvo otra ocasión que también se le escapó. Visto el transcurrir del partido podría parecer que ambos conjuntos se habían repartido el balón con ventaja para los valencianistas por su oportunismo. El juego no respondió a lo que podría parecer si solo se examinaran los momentos en que la tensión subió de tono.

El Valencia necesitaba la victoria para seguir en la competición porque lo que se temía, que el Chelsea ganara al Lille, se acabaría produciendo. Celades, que en algún partido había tenido la pretensión de cambiar el sistema de juego, el que prefiere, se acabó convenciendo en el terreno del Levante que lo suyo es el 4-4-2. Es decir, firme defensa y dos jugadores rápidos para posibilitar el contragolpe.

El Ajax protegió más la pelota. Al Valencia les costó mantenerla de modo que le costaba dar más de tres pases seguidos. Jaume siempre sacaba de portería largo con lo que se renunciaba a salir del terreno propio tratando de iniciar la jugada de ataque. Los saques de Jaume solían caer en poder de los jugadores el Ajax.

Lo mejor del Valencia fue su defensa en la que un suplente Diakaby se convirtió en el baluarte. El equipo volvió a gozar de firmeza atrás y tuvo en Ferrán lo mejor de su ataque. El canterano valenciano logró entrar por la banda derecha con peligro en cada intervención. Tagliafico se tuvo que esmerar para pararle y no siempre lo consiguió. Finalmente fue sustituido sin haber logrado ganarle la partida a su adversario.