La Liga es un parte de guerra

El parte de lesiones es una plaga general aunque donde más se nota es en los equipos grandes porque las ausencias de jugadores importantes son más noticia. Entre otras razones, porque a veces son inconveniente para el siguiente encuentro con real trascendencia. Por ejemplo lo que afectará al clásico Barça-Madrid. Según el último parte de guerra madridista Hazard tendrá que descansar varias semanas y a la enfermería se ha sumado Marcelo. El Atlético ha perdido en varios partidos a futbolista tan importante como Joao Félix, además de Jiménez. Savic y Diego Costa y en del Barcelona ya es casi endémico que se le lesione Dembelé, pero también han sido baja Umtiti y Jordi Alba que sigue en manos médicas. Al comienzo de temporada también se quedó en la caseta varios partidos Lionel Messi. Levante y Valencia disputan esta semana el derbi ciudadano y ambos conjuntos presentan bajas sensibles. El Levante se ha quedado sin defensas centrales y el entrenador tendrá que improvisar una zaga con jugadores especialistas en otras labores.

Casi no es noticia que se lesione Bale aunque no está confirmado si su ultima baja se debe a un tropiezo con el carrito de compra de Mercadona. Cada vez que Zidane se hace la idea de que puede recupera al galés surge nuevo contratiempo. Según los expertos en cifras en el club del Bernabéu ha habido dieciséis lesionados con veintinueve dolencias distintas. Por la enfermería han pasado veteranos y noveles como Brahim que es el último joven que tiene que descansar. En la lista de grandes percances está Asensio que tiene para medio año de presencia en las sesiones de recuperación del gimnasio.

El Barça, que puede ofrecer la siempre desgraciada nota de Dembelé, ha tenido a quince hombres en la enfermería aquejados de veintidós percances. El francés no se ha privado de nada desde que llegó al club y también está en la lista de los futbolistas de cristal. Hace la competencia en este sentido al más constante en los cuidados de médicos y fisioterapeutas.

En el Madrid casi se dan por vencidos con su permanente parte de lisiados. La baja de Hazard que tuvo mal comienzo y estaba mostrando la gran calidad que posee y se había convertido en la gran esperanza para la temporada en liga nacional y europea, ha obligado a Zidane a nuevos planteamientos.

Esta semana se disputa el derbi de Valencia y ambos conjuntos acuden al mismo con larga lista de ausencias. El Valencia tiene a Piccini para varios meses en el dique seco y por la enfermería aun pasan a diario Guedes y Diakabby, pero la misma la han pisado Garay, Gayá, Carlos Soler, Coquelin, Kondogbia y Cherysev lo que ha obligado al entrenador a ocupar la plaza de lateral derecho con Was o con Jaume Costa que es zurdo.

El Levante no tiene centrales con quienes competir dado que el único que le quedaba en pie, Vezo, también ha sido dado de baja. Duarte, Cabaco, Postigo y media plantilla más ha obligado al entrenador a orientar alienaciones cada semana.

Decía ayer que ocurre algo que no se justifica solo con partidos entre semana o torneos veraniegos con sus correspondientes excursiones. Tal vez las plantillas tendrán que ser ampliadas en el cupo actual para tener hombres suficientes con los que contar. El asunto no está debidamente estudiado.

Posdata. Del Málaga se dice que está en la UVI y del Deportivo, que se acerca a la crisis total. Las sociedades anónimas no han sido la solución general a los problemas económicos. Y la llegada de “caballos blancos”, tampoco.