Rahm, el Nadal español del golf

El golf es deporte seguido universalmente y con torneos en los que se manejan dineros muy por encima de lo que ofrecen otras especialidades y, sin embargo, en España, con frecuencia, figura, hasta en los periódicos deportivos, con sueltos de escasísima importancia. El golf tiene una característica singular en nuestro país: todos sus grandes campeones son periféricos. Tal vez ello le resta importancia en los medios informativos que, nacionalmente, tienen su punto fuerte en Madrid. Las figuras de Severiano Ballesteros, José María Olazábal, Sergio García y Miguel Ángel Jiménez nacieron en regiones marítimas. En la actualidad, el gran ídolo el golfista español más importante en el mundo es otro periférico, el vizcaíno, de Barrika, Jon Rahm. Acaba de ganar la Race Dubai en la que se ha embolsado cinco millones dólares, se ha asentado en el tercer puesto de la clasificación mundial y ha sido premiado con el galardón de mejor golfista europeo del año, título que únicamente pudieron lucir Seve y Sergio.

Medio mundo aún recuerda las hazañas del cántabro que fue un genio en la cancha y un extraordinario capitán para ganar la Ryder Cup. Jon a los veinticinco años comienza a ser comparado por su carrera nada menos que a Tiger Woods. En lo que va de año ha ganado cuatro torneos y aspira a triunfar en el quinto torneo que patrocina Woods. En su carrera ya ha alzado la copa y el cheque en diez campeonatos. En la categoría para el ranking no figura el que ganó por parejas.

Es todavía pronto para afirmar que puede ser el sucesor de Tiger, pero no es presunción creer que llegará a la cumbre de Severiano. La carrera de Jon ha sido fulgurante desde que salió de la Universidad. En abrir y cerrar de ojos pasó a ser profesional después de ser el mejor del mundo en la categoría universitaria en la que venció en los dos torneos más importantes considerados en Estados Unidos. Profesionalmente todavía no ha ganado uno de los grandes, Masters, Open Británico el de Estados Unidos, pero en cada participación se le ve acercarse a la cúspide. Esta semana vuelve a estar el torneo de Woods a quien ganó en el mano a mano que ambos disputaron en la pasada Ryder Cup.

Rahm no ha perdido su afán por la victoria aunque sí ha conseguido moderar sus ímpetus, los que le impidieron en alguna ocasión mejorar su juego. Rahm es el más importante deportista español del momento, junto a Nadal, pero lo es más en el extranjero que en España. Le pasó a Severiano.

Posdata. La actual temporada está batiendo récords en lo que se refiere a las lesiones. Hay equipos de Primera que se ven obligados a reclamar jugadores de los equipos B a fin de completar listas para el partido del domingo. Algo está fallando en las preparaciones. No basta el argumento de partidos entre semana y giras veraniegas.