No fueron doce, pero faltó poco

No fueron doce como en aquella recordada tarde en que la selección española vapuleó a Malta para clasificarse. No fueron doce pero sí estuvo un Bonello en la portería. El heredero de aquel tan devaluado guardameta maltés debió dar gracias por no llegar a la docena cifra de la que estuvo muy cerca. España en la segunda parte pudo más marcha y todo le salió de cara. Alineó a tres delanteros centro, Morata, Gerard Moreno y Alcácer. Hubo más efectividad porque llegaron más goles gracias a que desde atrás hubo conexión permanente y se prodigaron los pases en profundidad.

Debutó Pau Lopez al que el público le dedico cariñosas ovaciones cuando salió del área para jugar el balón porque con las manos no lo hizo en ningún momento. Debutó el villarrealense Pau Torres y el primer balón que tocó con el pecho lo mandó a la red. Marcó Sarabia, lo hizo Dani Olmo al momento de salir, consiguió su diana Gerard Moreno que hizo un gran partido por encima del tanto y las ocasiones en que la fortuna no le sonrió. Hizo su gol Sarabia y la sorpresa de la noche la protagonizó Navas, que desde muy fuera del área sorprendió a Bonello que lo más que pudo hacer fue buscar el balón en el fondo de su portería.

Santi Cazorla marcó el segundo gol de la selección y es probable que los medios informativos destaquen este hecho. Hacerlo por la circunstancia tan aleatoria como es la de batir al guardameta contrario sería racanería. No se puede centrar en un jugador como el asturiano, recuperado para el fútbol por el Villarreal, en el hecho de aumentar a la quincena su número de goles con la selección. Lo importante en el juego del equipo fue su visión para cambiar la pelota con precisión de una banda a la contraria, para buscar huecos por los que progresar, y sobre todo su habilidad para encontrar el camino del pase profundo y ventajoso para un compañero.

Lo mejor de la selección, demasiado cambiada por lo que resulta casi imposible hacerse a la idea del equipo idóneo, fue la participación del centrocampista del Villarreal y, al tiempo, la magnífica aportación de Rodrigo en la zona en que habitualmente brilla Busquets. Si el nuevo seleccionador busca concretar las parejas para cada lugar debe tener claro que Rodrigo está en condiciones de suplir a Busquets y por supuesto cuenta con Navas para que Carvajal tenga en quien reposar.

Hay jugadores que por lo visto gozan de las preferencias del nuevo técnico y todavía no se ha comprobado hasta qué punto es fundamental su participación. No es cuestión de ningunear a nadie, pero si es importante resaltar que en la zona media junto a Cazorla cabe otro gran creador, el centrocampista del Valencia, Dani Parejo. No hallo en la alineación futbolistas con calidad superior a la de éste.

El juego del equipo nacional que se fundamentó bastante en las penetraciones por las bandas con Bernat y Sarabia por un lado y Navas con la cercanía de Gerard Moreno por el contrario arrinconó a Malta en su territorio. Los mayores peligros surgieron en los saques de esquina en uno de ellos acabó con el barullo que resolvió Morata. Los tantos del segundo tiempo fueron sumándose con gran alegría en el juego y mayor entusiasmo por parte de los jugadores. No fueron doce, pero faltó poco.