Lim desguazará al Valencia

El presidente del Valencia, Anil Murthy, con mando en Singapur, está firmando decisiones que llevan al club ser motivo de chufla. Acaba de despedir a Mateu Alemany dirigente que junto a Marcelino García Toral llevó al equipo dos años consecutivos a Liga de Campeones y en la última, al título de Copa. El club ha liquidado a los dos hombres más importantes de las últimas campañas. La organización y la dirección deportiva contaban con dos profesionales de peso. Pero el dueño, Peter Lim, socio en sociedad con Jorge Mendes, ha tenido la osadía de cargarse lo que mejor funcionaba en la sociedad y de sus decisiones no hay día en que no surja la sorpresa.

Como Marcelino había puesto a los futbolistas en contacto con el asturiano doctor Antonio Maestro la dirección del club tomó la decisión de renunciar a sus servicios y colocó como jefe médico al doctor López Mateu. Al cabo de cincuenta días éste ha sido destituido y por petición de los jugadores se vuelve a confiar en Maestro a cuya consulta seguirán acudiendo. Se trataba de desmontar todo lo que sonaba a Mateu y Marcelino y la primera consecuencia ha sido la serie de lesiones de los futbolistas que han perdido la fe en los tratamientos de casa. El señor Murthy le ha dado la boleta a quien había contratado hace cincuenta días.

Por si no había suficientes problemas en la sociedad se acaba de anunciar, por medio de las cuentas que se ofrecen a los accionistas, los minoritarios claro está porque si fueron mayoritarios Singapur estaría más allá de la antípodas, que será necesario hacer caja por un montante de cuarenta millones de euros para equilibrar las cuentas. Es decir, venderá a los mejores y se quedará con una plantilla modesta muy lejos de aquella que prometió para tratar de iguales a Madrid y Barça. Esta era la ambición deportiva que se vendió al público para aceptar la propuesta de Lim por encima de otras que ofrecían más garantías. El Atlético de Madrid no lo quiso en su accionariado. Prefirió a Wanda Jianlin que nunca se metió en materia deportiva. Pero fue el entonces presidente Amadeo Salvo quien promovió la candidatura de Lim y convenció a los miembros de la Fundación para que le vendieran el paquete de acciones que lo convirtieron en dueño.

Lim está llevando a la entidad a mayor ruina. El Valencia va de mal en peor. El señor de Singapur no ha resuelto el problema de las deudas y encima las ha aumentado. Una gloria.

Posdata. Ha fallecido Raymond Poulidor el ciclista que consiguió que ser segundo fuera un honor. No pudo con Anquetil, pero se ganó el corazón de los deportistas que saben que ser segundo también tiene mérito.