Rodrygo, nuevo ídolo del Bernabéu

¡Vinicius ha muerto! ¡Viva Rodrygo! Dos brasileños jovencitos han sido la noticia madridista en dos temporadas distintas. Vinicius deslumbró en la pasada y todo el madridismo creó su mayor ilusión en este muchacho que apuntaba momentos de gloria. Le faltaba el gol y esta temporada ha aparecido Rodrygo que con dieciocho años se ha convertido en el nuevo ídolo del Bernabéu. Había dado buenas sensaciones en los partidos anteriores, pero contra el Galatasaray en la diferencia de tres minutos marcó dos goles, puso al público de su parte. Cuando se señaló el penalti cometido por Nzonzi, Kroos fue la víctima del pisotón, el público coreó el nombre del brasileño. Quería que marcara su tercera diana. Pero Sergio Ramos hizo gala de su mando en plaza y disparó lo que fue el tercer gol. Era el minuto 14, los comentaristas de la tele siempre dicen un minuto menos, el partido, prácticamente, había acabado.

El Galatasaray estaba en la lona y sin posibilidades de seguir defendiéndose. Pero lo que había sido el encuentro más corto de Liga de Campeones porque se decidió en menos de un cuarto de hora sospechábamos que se iba a convertir en el más largo ya que con tal ventaja era imposible que los adversarios creyeran en un milagro. Rodrygo no había dicho su última palabra y si se había anotado dos dianas colaboró en la goleada con un pase en el que Benzema no tuvo más que empujar la pelota a la red de Muslera. En las postrimerías del encuentro volvió a marcar esta vez a pase de Carvajal Rodrygo hizo hizo su primer tanto con dos toques. La bajó con el pecho para poner la pelota al suelo, el segundo colocando la pelota con la derecha a su izquierda para rematar certeramente. La segunda de sus intervenciones fue más aplaudida todavía. Remató de cabeza a pase de Marcelo. Cuando su jugaban los últimos instantes hizo su tercera diana. Tres goles y aclamado por el madridismo

El Madrid se fue al vestuario con ventaja que aleja los malos espíritus de la Liga. Esta vez hasta apareció Hazard con las jugadas que responden a la categoría acreditada con que llegó al Madrid. Fue noche feliz. Zidane ha visto alejados los momentos en que se le cuestionó. La goleada y el asentamiento en la siguiente fase de Liga de Campeones sirvió para despejar dudas. En el Bernabéu ha vuelto la ilusión. El equipo con el marcador tan a favor intentó y le salieron detalles de los que califican la calidad de los futbolistas. Con el viento a favor Zidane dio minutos Modric e Isco. Éste tomó protagonismo en la dirección del juego hacia el ataque.

No ocurrió lo mismo en Leverkusen donde el Atlético exhibió un juego poco entusiasmante. Encima tuvo la desgracia de que Thomas marcara en propia meta. Con el 2-0 en contra también tendrá el pase a octavos de final aunque pierda en Turín si gana en casa al Lokomotiv.