El Madrid era más Cristiano que Zidane

Zinedine Zidane puede vanagloriarse de haber ganado copas de Europa que llevaron al club a sentirse el mejor del mundo y algunos de sus jugadores estuvieron capacitados para obtener votos y ganar el Balón de Oro. Zidane capitaneó el vestuario en el que había un puñado de hombres de gran calidad y algunos, realmente excepcionales. Aquellos equipos que conquistaron el mejor de los torneos continentales y exhibieron supremacía ante el resto del continente, estaba formado por jugadores que ahora tienen casi cinco años más. Desafortunadamente para el club su fortaleza física y anímica no es la misma. Hasta tal punto han bajado su rendimiento que ya han oído pitos. Y sobre algunos ha caído el estigma de que ya no están para ser titulares.

Keylor Navas salvó más de un resultado. Carvajal y Sergio Ramos eran defensas espléndidos y arropaban a Varane. Marcelo era tal vez el mejor lateral izquierdo del mundo. Era imprescindible para el futbol de ataque. Kross poseía la fortaleza física de los futbolistas alemanes y, además, siempre tuvo calidad futbolística para ser fijo en la selección de su país. Modric era el conductor. Le sobraba inteligencia y fondo físico para atacar y defender. Su mayor gloria fue obtener el Balón de Oro.

En la suplencia y para ocupar puestos con eficacia estaban Isco, Asensio y Lucas Vázquez. Si la alineación gozaba de sobrada calidad, la guinda de la tarta era Cristiano Ronaldo.

Cuando el portugués emigró se pensó que con Bale y Benzema se cubriría la potencialidad atacante que se había tenido con él. Se pensaba que sin la estrella, sin la obligatoriedad de que el equipo jugara para el gran goleador no habría merma en la fortaleza del conjunto. No ha sido así. Solamente Benzema ha respondido adecuadamente y la imagen se ha quebrado. Ninguno de los citados es el mismo y no está Cristiano.

Da la impresión, visto el Madrid que dirige Zidane, de que los éxitos que se le atribuyeron tuvieron que ver más con los jugadores que con su dirección. Ahora que la plantilla ha rebajado su potencialidad y no encuentra el gol como con Cristiano el entrenador no ha hallado fórmula que impulse nuevamente al equipo. Tal vez la suya era propiedad de los jugadores.

Posdata. Madrid y Barça estudiarán remiendos en época navideña para que no se les vean las costuras.