Ter Stegen acusa a los indolentes

Stegen

El Barça ganó y Ter Stegen pidió explicaciones a sus compañeros. No citó a nadie directamente aunque pidió mayor implicación, más esfuerzo colectivo. Al guardameta le da la impresión de que el equipo no es el más fuerte para competir en Liga de Campeones. En el Camp Nou siguen escociendo las infamantes derrotas de las dos últimas eliminaciones y el portero es cada día más consciente de que sus sobresalientes actuaciones no siempre resultan beneficiosas porque para ello es precisa la dedicación de algunos de sus compañeros.

Al Barça actual le vale que Messi consiga los goles salvadores y que su guardameta evite algunos de los que intentan los adversarios. El equipo salió vivo de Estambul y ello no ha sido suficiente. La mayoría de los seguidores barcelonistas creen que no poseen el conjunto que pueda competir con éxito en la máxima categoría europea.

Los dos grandes fichajes de esta temporada luchan sin que su labor aparezca muy sobresaliente. De Jong se ha ganado ya el aprecio de los culés y, sin embargo, su labor en la creación de juego no acaba de ser satisfactoria. Hay minutos en los que da la impresión de que juega solo. El equipo barcelonés ha perdido lo que fue su gran virtud, la posesión agobiante de la pelota. Ya es frecuente que los contrarios se apoderen de ella y se las hagan pasar canutas. La defensa se ve desbordada con frecuencia y Griezmann, que fue contratado para crear juego ante el área contraria, ha mostrado una faceta que conviene resaltar: baja a defender como si su labor fuera la del sacrificio.

En el club catalán se está dando la más contradictoria de las situaciones. Es líder en la Liga y continúa alimentado el pase a la segunda ronda europea y dentro de la plantilla hay disensiones. Se temía que hubiera problema con la integración de Griezmann y sucede que las divisiones están dentro.

Posdata. El Atlético de Simeone no satisface y el público cargó contra Koke, jugador que ha dado gran rendimiento durante muchas temporadas. La tradicional injusticia de los campos de fútbol.

Sobre el autor de esta publicación