Messi pide fichajes para ganar

Han pasado las fechas de los grandes fichajes y aún no nos hemos librado de Neymar. Hemos entrado en la incógnita Messi y con él ha reaparecido Neymar. El argentino dijo días atrás que él no hace los equipos lo cual le exonera de las ansias barcelonistas por Neymar deseo que se fundamentaba en que él lo pedía. Éste ha enunciado su futuro. No se ha planteado salir del Barça porque es su casa, mas no ha renunciado a conquistar grandes victorias y entre ellas, la Liga de Campeones.

Leo ha hecho unas declaraciones con retranca. No ha dicho que se debe contratar al brasileño y, sin embargo, se entiende que lo desea. Con Neymar ganó la Liga de Campeones y sin él no se ha podido renovar el titulo. Messi, que sabe que de un tiempo a esta parte el Balón de Oro se otorga más fácilmente a quien ha obtenido un titulo importante, sabe que si no vuelve a lograr “la morejona” tendrá muy difícil ganar de nuevo galardón tan envidiado.

Messi solo le pide a Bartomeu, aunque con indirectas. Desea que se potencie la plantilla. No le convencen los fichajes de los últimos años. Entiende, aunque no lo dice claramente, que el Barça se ha conformado con jugadores que han aportado muy poco. Los dineros que entraron en caja por Neymar, 222 millones de euros, han salido de caja con fichajes que no han sido ayuda trascendental como desea Messi.

En la presente temporada no cuentan con Coutinho y Dembelé. Éste es jugador en el que no se puede confiar dado que es irregular en el juego y se lesiona con facilidad. Al club ha llegado un delantero muy deseado, Griezmann, pero sobre él cabe hacer cálculos que, de momento, son grandes incógnitas. Con Neymar se sabía a qué jugaba el Barça. A Griezmann aún no se le ha encontrado la ubicación idónea y en cuanto Messi vuelva al equipo, al igual que Luis Suárez, a Valverde se le planteará el problema de conformar una alineación en la que cada uno tenga claro su papel. En el momento en que reaparezca Messi sabremos cuál va a ser la labor del francés. De momento, parece que no cuenta con la misma fidelidad, el mismo aprecio, del que goza el brasileño.

Posdata. Celades no ha sido colega limpio de espíritu. Ha participado en el apuñalamiento de Marcelino García Toral.