El Atlético apunta firmeza

El Barça, actual campeón de Liga, no está a la altura de lo que se le supone. El Madrid pese a los refuerzos, aunque sin Hazard, no mejora los resultados que se le podían vaticinar esta campaña. El Valencia, Campeón de España, no acaba de convencer a la parroquia y sigue en plena crisis administrativa puesto que Mateu Alemany y Marcelino están a lo que decide Peter Lim y contrata su socio Jorge Mendes. En el Atlético de Madrid no ha habido grandes sobresaltos porque sus operaciones han sido hechas con gran naturalidad y la respuestas del equipo, aunque no fuera la ideal el domingo, es mucho más firme que las de los citados.

Si Madrid y Barça no pasan de resultados poco entusiasmantes hay que llegar a pensar que esta temporada puede ser la de los rojiblancos madrileños. El equipo ha sido reforzado y cuenta con un futbolista de los que puede llevar a las grandes ilusiones. Se ha ido Griezmann y ha llegado al portugués Joao Félix que apunta a gloria colchonera.

En los tres primeros de la Liga se han vivido las últimas horas de la época de contrataciones con incertidumbre. El Barça y el Madrid no han logrado hacerse con Neymar por el que el jeque ha llegado a pedir 300 millones de euros. El dueño del PSG, Nasser Al Kehilafi, pagó 222 millones al Barça y porque le sobran los euros no ha estado dispuesto a vender una pieza que considera importante y por la que no quería perder un euro. Además, con un Barça que acudía a París con calderilla en lugar de un cheque importante, era impensable que diera su brazo a torcer. En el asunto, además de dineros había en juego dignidad y el jeque no se ha dejado mojar la oreja por el señor Bartomeu.

El Madrid ha luchado hasta última hora por Pogba y tampoco se ha salido con la suya. Zidane aspiraba a tener a su compatriota y no ha visto satisfecho su deseo. A última hora apareció el nombre de Ericksen por el que su entrenador Pochettino había insinuado que podía viajar hacia el Bernabéu.

El Atlético no había cerrado ayer tarde el fichaje Rodrigo a pesar de que Peter Lim lo había presto en almoneda. El club había hecho todas su grandes inversiones y necesitaba vender a Correa para optar a la cláusula de Rodrigo. Anoche hasta el minuto final hubo alerta general. Toda sorpresa cabía en las ansias de la plana mayor.

Posdata. Gil Manzano es árbitro que disgusta en La Cerámica. El domingo estuvo a punto de anular un gol legal al Villarreal. El VAR decidió acertadamente. Esta vez no salió del estadio luciendo bolsas con el escudo del Madrid.