No hay huelga ni acuerdo

Nada entre dos platos. La anunciada rebelión de los clubes ante la decisión del juez de que no haya partidos los lunes no pasó de pequeñas discrepancias. Por ejemplo dos de los grandes, los que suelen cortar el bacalao, Madrid, y Barcelona son partidarios de mantener el diálogo. No se había planteado la posibilidad de que la patronal, los clubes, declararan la huelga porque ello habría sido impropio de quienes luchan por mantener sus contratos. Los clubes se defienden con el hecho de que tienen firmados convenios con las cadenas de televisión que han de defender. Los clubes no quieren los lunes al sol porque de ellos depende una parte de lo comprometido y, consecuentemente, los ingresos.

Los clubes sólo quieren reunirse con la Federación sin con ellos está su presidente Javier Tebas. En las presentes circunstancias, cuando se ha llegado ya a las decisiones judiciales nos topamos con dos posturas que empiezan a ser irreconciliables.

Tenemos asegurados viernes, sábados y domingos y Tebas anuncia horarios absolutamente disparatados. Programar encuentros a las dos de la tarde es arremeter contra los aficionados. No es medida de acoso a la Federación. Habría que ver como respondían los socios de los clubes a los que les programaran a sus equipos a la hora del almuerzo.

La discusión entre Federación y Liga, Rubiales y Tebas hay un número de miles de socios y abonados con quienes nadie cuenta. No se pide opinión de quienes ponen anualmente su dinerito. Se sabe que lo que los aficionados proporcionan en abonos, como en el pago de las entradas, es como mucho el veinte por ciento de los ingresos de la entidad. Lo que vale, lo que permite fichar grandes jugadores, crear plantillas muy por encima de lo que han sido tradicionalmente las economías de estas sociedades son los contratos televisivos. Y ello está en el fondo de la cuestión.

El fin de semana está ordenado y el viernes tendremos el primer partido grande de la campaña. El problema no está resuelto y no será fácil que tenga solución urgente. Los clubes amagaron con la huelga en la que nadie con fundamento creyó. Las únicas huelgas que han tenido éxito han sido las de los futbolistas.

Posdata. El Atlético ha llevado a cabo fichajes sin grandes alharacas. Ahora apunta a Rodrigo delantero del Valencia. Está en ello. Marcelino pondrá pies en pared.