Neymar busca opa hostil

Neymar Junior no es el nombre de un jugador de fútbol. Es una empresa que indirectamente cita al consejero delegado de la misma y que ahora busca opa hostil. El futbolista Neymar es una marioneta cuyos hilos maneja detrás del teatrillo el papá que cada dos años cambia los términos del contrato. En ello no solo busca más dineros para su hijo sino también para la sociedad. Los rendimientos por gestiones de traspaso pasan a su cuenta bancaria.

El papá creó problemas en el Santos, hizo lo mismo en el Barça y ahora ha puesto de los nervios al jeque Al Khelaifi, dueño del París Saint Germain y dueño de una cuenta corriente, poco corriente, con la que puede comprar medio universo futbolístico de Francia y parte del extranjero.

La familia Neymar ha conseguido poner el nombre de la empresa en todos los medios deportivos europeos. La gran incógnita del mercado de verano está en el proyecto de los Neymar. El Barça, que no ha acudido con prontitud a pagar la cláusula de rescisión de contrato de Griezmann estudia la oportunidad de recuperar a este genio de los negocios. ¿Hay euros para todo?

En España se están dando propuestas inesperadas aunque si razonables si se examinan. Los madridistas quieren que Neymar regrese al Barça. Los barcelonistas contrarios al retorno se sentirían satisfechos si el jugador llegara al Bernabéu. Las gentes que apuestan por medidas tan contradictorias lo hacen desde el punto de vista de la razonable. No quieren el bien de su gran adversario. La gente sensata coincide en que el muchacho juegue donde juegue no dejará de ser conflictivo. Seguirá siendo amante de la familia lo que le llevará a celebrar en Río el cumpleaños de su hermana, organizara cualquier tipo de querella como pegarle a un aficionado, se lesionara en el momento más inoportuno y dejará al equipo sin su participación y así sucesivamente.

La empresa Neymar Junior está tensando la cuerda para que el jeque se acabe enfadando y se conforme con la partida del jugador a precio de “black friday”. Siempre será mejor reducir pérdidas.

Posdata. Garbiñe Muguruza ha prescindido de su entrenador. Necesita un psicólogo para que se conciencie de que puede ser gran campeona.