Todos van de rebajas

Los clubes, grandes y pequeños, se lanzan cada temporada a fichar jugadores más o menos interesantes y cuando pasa un año se encuentran con la necesidad de liquidarlos. De dar la boleta a algunos de los fichados que en muchos casos fueron recibidos y exhibidos con alfombra roja, bandera, banda y música. En la presente campaña estival en la mayoría de los clubes se viven rebajas. Sobran jugadores, hay que abrir paso a los nuevos y los presupuestos no dan para tanto. Ni siquiera Barcelona, Madrid, Atlético y Valencia se libran de la necesidad de reducir ánimas. En tal situación se hallan los menos potentes como es el caso del Villarreal. A todos les sobran jugadores cuyo rendimiento fue nulo y aquellos que por razones de edad están en condiciones de ser relevados.

Hay casos que causan auténtica angustia. En el Madrid la historia fundamental está en los casos de Bale y Keylor Navas. El galés no hace el menor movimiento para abandonar el Bernabéu y en el club están nerviosos porque se acerca el comienzo de la temporada y de momento ya está con toda la plantilla en la pretemporada. Es el caso de Navas guardameta que ganó tres copas de Europa seguidas y Zidane prefiere a Courtois. Bale y Navas valen millones y, además, perciben salarios extraordinarios que no todos los clubes están dispuestos a sufragar.

En el Barça a la locura por Neymar se une al deseo de hacer caja para pagar al París Saint Germáin para lo que no hay posibles. Coutinho es el primer candidato a la venta. El Barça ha manejado además los nombres de Malcon e incluso Dembelé y Rakitic. Al Valencia le sobran media docena de los que se creyó en su futuro y no tienen mas que pasado. Y para un fichaje como el de Maxi Gómez precisa vender a Santi Mina. Detrás están Medrán, el inefable Abdenour y alguno más.

Al Atlético le pesa demasiado el sistema de fichajes de Simeone que todos los años se lanza a la contratación de algunos esperanzadores futbolistas que en el mejor de los casos acaban en viajes exóticos. El Villarreal, que años atrás se lanzaba al mercado como un grande y con mucha vista en las inversiones necesita soltar lastre para tener una plantilla justa y sin grandes esfuerzos económicos. Podría salir Bacca y con el relevo de la defensa ha de relevar a Mario, Víctor Ruiz, y Jaume Costa y ceder a más de uno como el turco Unal.

Posdata. Un día alguien comenzará a pedir explicaciones a Cholo Simeone. Económicamente no ha sido un prodigio