Las baloncestistas marcan época

El deporte español ha tenido durante años la nota del machismo como característica fundamental. Afortunadamente, las mujeres ya no son el florero, la nota femenina que solía decirse. En el podio en los últimos años ha habido más mujeres españolas que hombres. Tampoco se han limitado a disciplinas deportivas que los hombres ninguneaban. Las chicas ganan medallas en deportes que precisan fortaleza física envidiable como es el caso de la halterofilia. Las mujeres ya no son una nota de sociedad en el fútbol. Las chicas que han jugado brillantemente en el Mundial quedaron eliminadas por Estados Unidos cuya selección se volvió a proclamar campeona. En baloncesto empieza a ser un titulo casi habitual.

La selección femenina de baloncesto sabía lo que significa ganar el torneo continental. Este año la victoria ha llegado de manera espectacular. Se temió que en la semifinales se opusiera la anfitriona Serbia. Y no hubo mas que resistencia. El equipo que dirige Mondelo con notorio acierto llegó a la final contra Francia. Se temía lo peor. Los pronósticos no eran todos favorables. Y ocurrió lo que presagiaban los optimistas y quienes siguen de cerca este deporte y creen firmemente en la potencia de esta selección.

Las chicas compiten de tu a tu con los más importantes adversarios en todas las disciplinas. Hasta en atletismo deporte denostado tras la Guerra Civil con el argumento de que msculinizaba y hubo que llevar a cabo una gran protesta entre atletas barcelonesas para que la Sección Femenina, la practicante de los pololos, se diera por vencida.

La selección de fútbol SUB-21 se ha proclamado campeona de Europa y ello ha sido victoria de gran calibre. Pero no ha sido menos importante el titulo europeo de las baloncestistas. Decir que las chicas son guerreras empieza a ser casi insultante. Las chicas son más que campeonas. Están marcando una época.

Posdata. Florentino Pérez ha dedicado el mes a hacer caja. Las incorporaciones empiezan a ser compensadas económicamente.