Pogba y Neymar dependen de las ventas

Tengo la sospecha de que en el Real Madrid tienen más urgencia en deshacerse de Bale que de fichar a Pogba. Todos los indicios conducen a pensar que en el Barça están haciendo liquidación fin temporada para poder recuperar a Neymar. Las ventas de los grandes clubes suelen tener el inconveniente de que los jugadores con mejor cartel en el mercado y susceptibles de nuevo contrato arrastran el problema de sus salarios. No hay jugador de gran entidad que acepte salir de la misma rebajándose los ingresos. En ocasiones, el club que lo despide acaba haciéndose cargo de parte de la ficha.

Bale no mueve un músculo ni dice una sola palabra. En español ya se sabe que le cuesta mucho balbucear algo y en esta cuestión opta por la boca cerrada que le puede reportar mayores beneficios. El problema está en lo que el Madrid ha de exigir por la venta y lo que ha de cobrar el futbolista en su nueva casa. Bale no muestra preferencia alguna y por el momento opta por seguir en el Madrid. La patata caliente está para el club y no para él que acabará eligiendo lo que más convenga.

El Barça, últimamente ha recaudado 221 millones de euros en ventas y aún confía en aumentar caja con los posibles traspasos de Coutinho, Dembelé y Rakitic. En los tres casos se juntan las altas cantidades de las transmisiones y los sueldos en el nuevo club. En el Camp Nou todo está a expensas del cierre de la contratación de Griezmann y, al tiempo, se pretende recuperar al brasileño. Ello obliga a seguir poniendo en el mercado a futbolistas como Rafinha que aporten posibles Sin salidas no puede haber entradas.

Posdata. Ceballos sólo quiere ser cedido. El traspaso dentro de un año le reportará más beneficios y el Madrid ha aceptado la propuesta. Con la conformidad de Zidane, que al parecer, no ha visto jugar a la selección campeona de Europa.