Los campeones, revalorizados

El triunfo de la Sub-21 ha servido, entre otras cosas, para revalorizar a varios jugadores de la misma. Al tiempo han surgido preguntas por lo que se consideran graves errores como los de permitir que Fabián marchara al Nápoles, Dani Olmo, que se marchó de La Masía en edad juvenil, esté en el Dinamo de Zagreb y ahora Fornals, que ha triunfado en la selección tras una temporada irregular en el Villarreal, se marche a Inglaterra al West Ham. Da la impresión de que los técnicos nacionales no valoran suficientemente los nuevos jugadores y se les concede credibilidad futbolística cuando la demuestran fuera de nuestra Liga. Les valen cuando por medio hay un traspaso suculento. Pedraza, jugador del Villarreal que no ha tenido papel destacado en el Europeo, también está con billete de ida a Inglaterra.

De momento ya existe la idea de que sería magnifica operación recuperar a Fabián, que ya ha llegado a la Roja y conviene mantenerlo en primer plano para que continúe abriéndose paso entre los mejores. Seguro que ya hay más de un club que está meditando la posibilidad de acudir al traspaso. Claro que tampoco hay muchos que puedan llegar a su fichaje por las cifras que se van a manejar.

El Madrid tiene ahora el problema de Dani Ceballos. Va a resultar difícil hacer comprender a la parroquia madridista que éste jugador no tiene cabida en el equipo. Podría ser el primer asunto que pusiera en cuestión a Zidane. Es evidente que el club aspira a los grandes expresos europeos porque ya no tiene el peligro de asomarse al exterior. Fichar a futbolistas como Eriksen o Hazard da más brillo que Ceballos. Sigo creyendo que en la plantilla madridista, que ha de disputar tres competiciones, y con la ambición de ganarlas, precisa un vestuario con relevos en los que no se note la ausencia de alguno. Podría suceder que el Madrid cargará demasiado con los deseos o caprichos de Zidane.

Posdata. Asensio y Rodri renunciaron a jugar en la Sub-21. No son vascos, ni catalanes por lo cual no cometieron delito.