Las sentencias, ad calendas graecas

Los delitos cometidos por los futbolistas con Hacienda acaban sustanciándose positivamente para el erario público y siempre dentro de plazos razonables. Los que se practican dentro del deporte y especialmente del fútbol, o no llegan a nada o cuando lo hacen es tarde y las soluciones jurídicas ya no tienen trascendencia dentro de la competición.

Estamos en pleno problema de las compras de partidos que ya viene de lejos. Los más inmediatos, que son los que han levantado más polémica, no tendrán otra trascendencia que la que se derive de las penas que a los responsables les puedan ajustar los tribunales. Deportivamente, no hay nada que discutir porque cuando haya sentencia estará fuera de toda trascendencia futbolística.

Varios jugadores del Valladolid, presuntamente, se vendieron para facilitar un resultado que proporcionara dineros a los apostadores. El equipo que tenían enfrente, el Valencia, no tenía arte ni parte en esta operación. Ganó como pretendía para asegurar su puesto en Liga de Campeones. El resultado no tiene marcha atrás. El Getafe, que podría considerarse perjudicado sabe que no tiene opción a su puesto en Europa porque el Valencia no ha cometido ningún delito. No es cómplice de que delante hubiera jugadores que no estaban dispuestos partirse el alma por la victoria.

En Huesca se han vivido varios encuentros en los que han figurado en nombre de otros clubes como la victoria del Madrid por 3-2 en el Bernabéu, que si algo extraño podía tener es el tanteo tan ajustado del equipo anfitrión. Los tribunales futbolísticos se manifiestan para los momentos concretos de la competición y no pueden ejercer ningún tipo de sanción en aquellas cuestiones que corresponden a los tribunales. Es posible que dentro de un par de años quede demostrado que varios futbolistas se beneficiaron de las apuestas que aportaron grandes cantidades a quienes montaron el negocio. Dentro de tanto tiempo casi todo estará olvidado. Igual cuando en septiembre comience el juicio del Levante-Zaragoza promovido por el Deportivo. Agua pasada. Las sanciones judiciales no servirán para dar contento al Deportivo que se sintió perjudicado con el descenso.

Posdata. La Roja juega dos partidos clasificatorios para la próxima Eurocopa. Es noticia de tercera página. Mola más la corrupción.