Barça y Ajax apuntan a la final

La final de la Liga de Campeones pintaba inglesa. La Premier aportó el mayor número de clubes a los cuartos de final. En las semifinales Liverpool y Tottenham aspiraban a disputar la final. Hacía años que los ingleses no llegaban a la fase final con tantas opciones. El Barcelona derrotó ampliamente al Liverpool, el mejor equipo de la competición que hemos visto esta temporada y al Ajax, conjunto muy juvenil, con la historia holandesa bastante alejada de este título desde hace tiempo y ha sido la gran sorpresa en momentos decisivos, está cerca de eliminar al Tottenham.

El Liverpool sueña con desmontar al Barça que en la temporada pasada cayó inopinadamente en Roma. Esta vez el resultado de la ida es bastante contundente y encima la gran figura del equipo, el egipcio Salah, está lesionado y no podrá jugar. El Barça, por el contrario, después de haber dado descanso a la mayoría de titulares en Vigo, acude con el once ideal y plenamente confiado en que Messi si hiciera falta, como es costumbre, acudiría al rescate. En el equipo barcelonés se confía plenamente en llegar a la final porque tiene a los mejores en buena forma.

La columna vertebral barcelonista con Ter Stegen, Piqué, Busquets y Messi no puede cometer los errores del año pasado en Roma. A este cuarteto hay que sumar siempre a Jordi Alba cuya aportación suele ser mucho más trascendente que otros jugadores en quienes se ha puesto siempre toda ilusión.

En Liverpool siguen comentando el gol de libre directo que marcó Messi y en realidad, aunque hay quienes confían en una gran remontada, existe el convencimiento de que el pescado está vendido. Si no sucede nada anómalo el equipo catalán firmará la participación en la segunda final tras haber conseguido la de la Copa del Rey. En el Campo Nou sueñan con el triplete y tiene motivos para ello. La Liga ha sido la primera etapa.

Posdata. En el Madrid anuncian salidas de jugadores, Ceballos, Llorente y Reguilón, que pueden interesar a la mayoría de los clubes importantes españoles e incluso a algunos extranjeros. Bale era muerte anunciada.