Zidane recurrió al escaparate

En el Real Madrid se están dando noticias contradictorias. Hay quienes creen que Zidane no puede hacer cuanto le gustaría porque la directiva se lo va a impedir y por el contrario se apuesta a que el entrenador no cejará en sus empeño de modelar la plantilla de la próxima temporada.

Zidane ha dicho que lo más importante es ganar la Liga, lo que no ha debido gustar en la Casa Banca dado que en los últimos años quien corta el bacalao es el Barça. Ante el Getafe dio la impresión de que al entrenador el resultado le preocupaba menos que el mantenimiento de posiciones más o menos polémicas. Hizo equipo de escaparate. Para que se vieran futbolistas que han de ser el futuro y, evidentemente, con el fin de que alguno que está en camino de despedida, como es el caso de Isco, pudiera mostrar las razones por las cuales Zidane no quiere desprenderse de él.

Por razones que posiblemente solo entiende el míster, en el equipo titular comparecieron Reguilón, Valverde, Isco, Brahim y Bale, cuyos capítulos están por cerrar. En la portería compareció Keylor Navas que siempre gozó de las preferencias de Zidane. En doble parada salvó al Madrid de la derrota. Courtois lo va a tener difícil si el costarricense continúa en la plantilla.

En el Madrid dado el final de temporada tan poco feliz da la impresión de que lo que más interesa es reconducir la política de anteriores campañas y por ello además de mantener a jóvenes con futuro –parece que no está en esta condición Marcos Llorente que brilló cuando fue alineado- hay que poner en el escaparate a jugadores que conviene vender. No se puede obtener buen precio por Bale, un suponer, si se le mantiene en la grada. Hay que darle oportunidades para que en Inglaterra consideren que es muy recuperable. Por diversas razones no fueron titulares Marcelo, Kroos Asensio y Modric. Sergio Ramos está lesionado. La lista se presta a examen con futuros muy dispares. Sergio, Modric y Asensio no pueden estar en almoneda. A éste le dio minutos en la segunda parte por Bale, En los cambios entró también Kroos por Valverde y Brahim dio paso a Lucas Vázquez.

El Getafe apunta a jugar la Liga de Campeones lo que sería un hecho que llevaría al club a una categoría que hace bien poco era inimaginable y por ello trató de enmendarle la plana al Madrid y luchó por batir a Navas. La fuerza del Getafe en ocasiones es excesiva cuando quien la exhibe es Damián Suárez, pero en general es equipo con actuaciones más que meritorias. Soria tuvo intervenciones de gran guardameta y frustró dos remates con intención goleadora.

El escaparate sirvió para que hubiera focos en la figura de Brahim. Hizo jugadas de enorme mérito, Es imaginativo, maneja la pelota con delicadeza. Puede ser jugador al que aplaudir por sus gestos de enorme inspiración.

Posdata. El Submarino Amarillo ha sacado más que el periscopio con su triunfo en Anoeta.