Manuel Alcántara, maestro y ejemplo

Manuel Alcántara era el último representante de los mejores cronistas que tuvo el deporte. Era el decano, el superviviente, el hombre que hizo de la poesía un lujo en los campos deportivos. Se enamoró del boxeo cuando en España aun había grandes campeones de este deporte.  Hizo lujo en el fútbol cuando se le requirió para ello. Fue más mucho más que todo eso y acabó siendo el representante de un estilo que en el país hubo grandes representantes de la emoción diaria de la columna.

Hasta sus últimos días fue ejemplo literario. Nunca faltó a la oportunidad de cantar el acontecimiento del día. Nos nos falló a quienes hemos practicado la crónica deportiva. Siempre fue ejemplo, luz que alumbraba para atravesar los túneles de la parcialidad y la militancia.

Manolo hasta aceptó en una ocasión le petición que le hice para que pronunciara el discurso de proclamación de la Reina de las Fiestas de Vila-real, que siempre fue acto ligado a los Juegos Florales. A Manolo lo admirábamos quienes hicimos la práctica de la columna. Fue uno de los grandes relatores que tuvo “Marca” cuando estaban en su redacción Antonio Valencia, Carlos Cronos, y Jesús Fragoso del Toro entre otros, buenos escritores.

Por la redacción que dirigí unos años hallé la colaboración de Juan Benet, Juan  García Hortelano,  Manuel Vicent, Manuel Vázquez Montalbán, Elías Querejeta, Javier Pradera y Jesús Fernández Santos que dieron prestancia a la columna deportiva. Alcántara hizo de ella algo más que un momento propicio o una actitud profesional. Dedicó al deporte una de sus grandes querencias. He hizo del mismo un acto de pasión. Quienes lo hemos tenido tantos años como espejo nos hemos quedado sin donde mirar. Aunque tal vez nos animará y en cierta medida nos guiará su recuerdo, su maestría, su bonhomía. Siempre en la memoria.

Posdata. Competición ha sentenciado: El Barça cometió alineación indebida al alinear a Chumi, que estaba sancionado, ante el Levante. La justicia, finalmente, ha dado la razón al club valenciano. No hará consecuencias deportivas y el Barça jugará la final de Copa. El Levante presentó reclamación fuera de plazo.